Cabra vivió el pasado jueves la festividad de su patrona, Nuestra Señora de la Sierra, que salía en solemne procesión de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción y Ángeles, como culminación de sus fiestas, tras un numeroso cortejo en el que estaban representadas las distintas cofradías egabrenses, corporación municipal y numerosos devotos.

Ataviada con su tradicional manto blanco, realizado por la comunidad de RR. MM. Agustinas Recoletas mediado el siglo XIX, la Patrona de Cabra volvió a pasear las calles del centro de la ciudad bajo su hermoso templete neogótico de planta, obra del platero Manuel Aceves.

Un recorrido lleno de momentos mágicos, como la interpretación del canto de la Salve en la Plaza de España junto al Ayuntamiento o la función de fuegos artificiales, que nuestro colaborador gráfico Jesús Ruiz Jiménez ha sabido captar de forma magistral en este reportaje que nos acerca a una de las principales manifestaciones marianas de la comarca Subbética.