La Feria de la Caza, la Pesca, el Turismo y la Gastronomía Cazauja ha abierto este mediodía sus puertas para acercar a los aficionados del mundo cinegético hasta la pedanía lucentina de Jauja durante un fin de semana que se presenta con importantes novedades en su cuarta edición.

Con la presencia del alcalde de Lucena, Juan Pérez, el delegado territorial de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Francisco Algar, y el diputado provincial de Deportes, Martín Torralbo, además de otros representantes de la Corporación municipal y el alcalde pedáneo, Rafael Gómez, la feria ha puesto en marcha su amplia oferta de expositores y actividades en el Pabellón jaujeño. 

Entre las novedades, el protagonismo de la perdiz de reclamo dado que las mejores granjas se han desplazado este año hasta Jauja, así como la presencia importante de empresas de cetrería con ejemplares de hasta quince especies diferentes. De forma paralela a la habitual venta de productos del sector, la organización ha previsto la celebración de conferencias, conciertos y concursos para amenizar la estancia en las instalaciones de Cazauja, que en esta edición pretende reforzar su atractivo turístico en una pedanía como Jauja que forma parte de la Ruta José María El Tempranillo.

Para el alcalde de Lucena, “hablar de Cazauja es hacerlo de un evento consolidado que sabe mostrar desde el centro de Andalucía ese legado etnológico y cultural representado en el mundo de la caza, que en muchos pueblos de interior se transmite de generación en generación”. 

Juan Pérez, que ha agradecido la implicación de otras administraciones y empresas para sacar adelante junto al Ayuntamiento de Lucena esta feria, se ha referido también a los efectos económicos que rodena la actividad cinegética en Andalucía y en la comarca. “El negocio de la caza y la pesca genera en Andalucía en torno a 1.250 millones de euros anualmente, revelándose como una actividad decisiva en el mundo rural, donde sustenta miles de contratos laborales y retiene población”, ha añadido el alcalde. 

En esta ocasión, Cazauja estrena fecha en el mes de noviembre tras querer retrasar su habitual convocatoria en los últimos días de verano con intención de mejorar sus cifras de público.