• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

Un discurso del alcalde de Lucena, Juan Pérez, ante el resto de la corporación municipal y el escaso público asistente, abrió el acto celebrado en la noche de ayer en el salón de plenos del consistorio lucentino para conmemorar el trigésimo noveno aniversario de la aprobación en referéndum de la Carta Magna.

El alcalde de Lucena, Juan Pérez, aseguró que la Constitución Española debe de servir para que la “Corporación Municipal lucentina renueve su compromiso con una sociedad de progreso, igualitaria, democrática, plural, tolerante, solidaria, diversa y respetuosa con los derechos y libertades inherentes a la ciudadanía, en el convencimiento de que ése es el mejor camino para hacer frente a la injusticia, a la barbarie o a cualquier expresión de autoritarismo o menosprecio a toda convivencia pacífica”.

Durante su intervención, el alcalde aludió a la Constitución del 78 como el resorte principal para que Lucena “afronte los nuevos retos, los nuevos hitos, las nuevas oportunidades y planteamientos de la sociedad del siglo XXI y entre ellos, la implicación y participación ciudadana, así como un eficaz y eficiente aprovechamiento de los recursos que tenemos”.

Para el primer edil lucentino, el 39º aniversario de la Carta Magna coincide en el tiempo con otra efeméride clave en la Transición española: las manifestaciones vividas en el Andalucía el 4 de diciembre de 1977, de las que se cumplen 40 años. “Un día en el que el pueblo andaluz se echó a la calle detrás de unos mensajes que, en cierta forma, alimentaron el ideario de convivencia sin privilegios recogido un año más tarde en el texto constitucional”, ha señalado en su discurso para añadir a continuación que “desde aquel mes de diciembre, Andalucía y los andaluces desarrollaron y desarrollan un papel estabilizador para España”.

En su alocución, Juan Pérez se ferería también a la reforma constitucional en pleno debate en la actualidad política española. En este sentido, el alcalde defendió “una reforma para seguir avanzando, sin estridencias, sin privilegios de unos territorios sobre otros, respetando su singularidad, que refuerce los valores de solidaridad y seguridad jurídica” y que “no olvide a ningún ciudadano con independencia de si vive en grandes ciudades, en pequeñas poblaciones o en territorios rurales”. En definitiva, solicitó una reforma que “continúe poniendo en valor nuestra diversidad y riqueza cultural y que subraye la idea de vida digna en todas sus dimensiones”.

Posteriormente, el pleno agradeció con una placa conmemorativa el trabajo realizado por los nueve trabajadores municipales que a lo largo de este año han llegado a su jubilación. En esta ocasión, recibieron el homenaje Agustín Castro Catena a título póstumo –recogió la placa su viuda, Carmen Mora–, Manuel Montero Ocaña, Laura Villa Onieva, Fernando Henares García, Tomás Calvillo Villa, Juan Felix Cabañas Carvajal, Manuel Arroyo Parejo, Rafael Pérez Molinero y Francisco Romero López.

La Sociedad Didáctico-Musical Banda de Música de Lucena interpretó los himnos andaluz y español para cerrar el programa.