• Viernes, 26 de Mayo de 2017

Con la llegada de los días grandes de la feria, el Real se convierte en una auténtica pasarela de moda flamenca.

La feliz consolidación de la Feria de Día ha traído consigo la recuperación de la estampa de la mujer lucentina ataviada con el traje de flamenca en las calles y las casetas del recinto ferial.

Moda flamenca cómoda, rotundamente elegante sin renunciar a la seducción, que cada años se renueva partiendo de los trajes de flamenca de siempre, en una continua metamorfosis que no pierde la esencia de nuestro traje más típico. Moda con mayúsculas, sin olvidar los cada vez más elaborados complementos, que durante los días más especiales de nuestra Feria Real del Valle se convierte en protagonista del recinto, poniendo una nota de color, alegría, elegancia y distinción.

Nuestro colaborador gráfico Jesús Ruiz Jiménez recogió ayer esta bonita colección de imágenes.