• Lunes, 29 de Mayo de 2017

FÚTBOL SALA

El Lucena Fútsal Subbética es expulsado de la competición en el Grupo V de Segunda B de Fútbol Sala tras no presentarse a dos partidos

Los lucentinos han sumado dos incomparecencias, habida cuenta de que hace unas semanas tampoco se desplazaron a Melilla. Esa primera usencia le costó la pérdida del encuentro y de 3 puntos en su menguado casillero. La de ahora le deja directamente fuera del campeonato.

Una de las alineaciones del cuadro lucentino al inicio de la temporada
Una de las alineaciones del cuadro lucentino al inicio de la temporada

La RFEF ha expulsado al Lucena Fútsal Subbética de la competición liguera en el Grupo V de Segunda B de Fútbol Sala. La decisión del equipo que preside Juan Antonio Guardeño de no presentarse a jugar el pasado  día 6 en la localidad manchega de Villanueva de los Infantes el partido ya aplazado en su día ante la imposibilidad de acudir al mismo, argumentando entonces un problema en el transporte, ha sido el detonante final para que el equipo sea expulsado.

Los lucentinos han sumado dos incomparecencias, habida cuenta de que hace unas semanas tampoco se desplazaron a Melilla para jugar frente al Sporting Constitución. Esa primera usencia le costó al Lucena Futsal la pérdida del encuentro por 6-0 y de 3 puntos en su menguado casillero. La de ahora le deja directamente fuera del campeonato.

Con esta expulsión –que llega a falta de varias jornadas y cuando el equipo estaba ya matemáticamente descendido– concluye, al menos por esta temporada y quizá definitivamente, un proyecto que en su primer año gozó de un gran éxito deportivo de la mano de Antonio García como entrenador y con una gran plantilla, cuajando una excelente campaña que incluso le llevó a disputar la Copa del Rey, pese a no haber contado en ningún momento con el respaldo de una afición que sustentáse la iniciativa. Las expectativas económicas no se cumplieron y esta segunda campaña, dirigida por Pepe Pineda, empezó mal, con una plantilla muy corta, grandes problemas económicos y una concatenación de malos resultados, pese al pundonor de los jugadores, que tenían su punto y final con el 0-15 encajado en el Pabellón Cubierto de Lucena hace dos semanas frente a la Coineña.

El futuro del Lucena Fútsal Subbética, siempre incierto, se presenta ahora más negro que nunca.