• Sábado, 10 de Diciembre de 2016

JORNADA 7 DE DIVISIÓN DE HONOR

Argumentos de equipo campeón (Previa Ciudad de Lucena-Roteña)

A horas del inicio del choque, preocupan los problemas físicos de Ávalo. Su participación es una incógnita, sus cuatro dianas computadas son constatables.

Jugadores del Ciudad de Lucena, en el área del Pinzón. ARCHIVO
Jugadores del Ciudad de Lucena, en el área del Pinzón. ARCHIVO

Las contorsiones de Ávalo en el San Sebastián de El Viso del Alcor evocaron la indeleble sombra de Izco, aquel delantero de estilo añejo y burócrata del área. Francisco Manuel Ramos Fuentes se enamoró de Lucena –en su primera despedida, en el año 2003, dijo que guardaría al Atlético Lucentino Industrial “en el corazón”-, retornó para cooperar contundentemente en el ascenso a Segunda División B y bautizó a su hija con el nombre de Araceli. Sentimientos aparte, otro Francisco, apellidado Rodríguez Ávalo y graduado en la universidad del gol, ha reverdecido en el Ciudad de Lucena la figura de ese operario especializado en remover las redes enemigas.

Izco y Ávalo. Ávalo e Izco, dos delanteros para dos ascensos. Uno consumado y el otro soñado. Fran Reina fabrica un equipo triunfador. Es el conjunto menos percutido del grupo –solo tres tantos en contra-, vence donde nadie lo hizo, en El Viso del Alcor, por ejemplo, relega los complejos y aprieta los dientes cuando la orden es defender y planea contragolpes certeros.

Una materia aún se le resiste al Ciudad de Lucena. La administración de un partido frente a un oponente atrincherado en su territorio. Y el calendario le concede una recuperación ordinaria en la séptima jornada del curso y contra la UD Roteña (X, 18:00 horas; Estadio Ciudad de Lucena). En uno o varias fracciones de los duelos disputados en casa y con invitados diversos como el Conil, el Xerez Club Deportivo o el Pinzón, a los celestes se les atragantaron los andamiajes abruptos y la obligación de gestionar el cuero en la mayor parte de los metros cuadrados del césped y durante un tiempo infinitamente superior al asumido por su contrincante.

La UD Roteña de Javi Zafra, futbolista profesional y blasón tatuado en las entrañas del Real Betis Balompié y del Cádiz CF, se dirige hasta Lucena días más tarde de empatar a tres aullidos con el Xerez Deportivo Fútbol Club. Un club, constituido a fines de la década de los sesenta del siglo XXI, despeñado desde Tercera División y que coexiste en la Villa de Rota con el CD Rota, institución deportiva fundada en 1952.

Un accidente de tráfico en el último verano lastimó severamente al central Vicente y al delantero Pepe Reales, dos efectivos de Javi Zafra que permanecen convalecientes. Más leve, y provocada por otras causas, es la lesión en el tobillo del interior derecho Raúl Cortés, contratiempo que le impide viajar a Lucena. Tampoco lo hará el lateral zurdo José Pablo Chacón, por razones profesionales En cambio, sale de la enfermería el zaguero Cayetano. La UD Roteña, provista de 7 puntos, se emplaza al borde del precipicio, en la posición decimocuarta.

Migue Espinosa, baja hasta final de mes por asuntos laborales, y Lenadro, aquejado de molestias físicas, son los futbolistas inutilizables para Fran Reina. El alto rendimiento ofrecido por Naoki y Gonzalo en los costados de la retaguardia les augura un futuro en el once titular. A horas del inicio del choque, preocupan los problemas físicos de Ávalo. Su participación es una incógnita, sus cuatro dianas computadas son constatables.