EL INMUEBLE ES PROPIEDAD DEL BANCO POPULAR

VÍDEO: Un fondo de inversión ruso se interesa por el antiguo hotel Prestige para transformarlo en un centro de mayores de lujo

Una consultora catalana especializada en inversiones ha solicitado a la inmobiliaria lucentina Huertas información sobre la situación del edificio, cerrado desde julio de 2012 y propiedad en la actualidad del Banco Popular

El hotel Prestige Lucena, esta mañana
El hotel Prestige Lucena, esta mañana

Una consultora catalana especializada en inversiones ha solicitado a la inmobiliaria lucentina Huertas información sobre la situación del edificio del antiguo Hotel Prestige Lucena, enclavado en el parque empresarial Príncipe Felipe.

Según ha indicado a LucenaHoy el gerente de esta inmobiliaria, Paco Huertas, "se trata de una consultora especializada en la elaboración de dossieres que posteriormente son ofrecidos a fondos de inversión". En este caso, se han remitido todos los planos e indicaciones sobre la situación actual del inmueble, propiedad del Banco Popular, cerrado desde hace cuatro años y medio y en el que desde entonces se mantiene una dotación de seguridad para evitar actos de expolio de las instalaciones.

Según Huertas, el destinatario del informe sería un fondo de inversión ruso, especializado en la implantación de geriátricos de lujo, que recientemente ha adquirido para el mismo fin un colegio jesuita en Madrid, y que cuenta con varios establecimientos de estas características. Huertas ha indicado que el precio de referencia del edificio se sitúa alrededor de los doce millones de euros y que es pronto para saber si el interés de esta consultora por el edificio se traducirá en la venta del mismo.

Otro proyecto, también dirigido a la tercera edad, comparte interés por el antiguo Prestige. Se trata de en este caso de un complejo de servicios para la tercera edad, pensado para largas estancias y curas de reposo, con distintos servicios de salud asociados. No obstante, el proyecto se encuentra en estos momentos paralizado y no se han producido avances sobre el mismo en los últimos meses.

El hotel Prestige Lucena cerró sus puertas el 3 de julio de 2012, tras el expediente de desahucio dictado a instancias de la primera propietaria "Prestige Hotels", contra la concesionaria, "Viperaos S.L." –del grupo "Horizonte Verde",– que retomó en noviembre de 2010 la actividad del establecimiento, cerrado durante meses.

Unos días más tarde, el 17 de julio, la propiedad comenzaba a desmontar televisores, neveras del minibar, teléfonos, papeleras, secadores de pelo..., así como el menaje, vajillas o cuberterías de la zona de restauración. No obstante, el grueso de la instalación se encuentra en buenas condiciones, con las habitaciones o las cocinas montadas y en uso.

La posibilidad de que el hotel se transformara en una residencia para la tercera edad siempre ha estado sobre la mesa desde que se cerró el establecimiento, para el que también se han barajado otras posibilidades, desde su alquiler para su reapertura como hotel presuntamente pretendida por un grupo empresarial local, hasta la alternativa de una residencia escolar o centro sanitario privado, aunque con el paso del tiempo todas estas alternativas se han ido diluyendo.