Miércoles 20.06.2018

HACIENDA

Dalda califica como "éxito empresarial" pero "fracaso de la gestión municipal" el superávit en 2017 y pide que se destine parte del mismo a rebajar los impuestos municipales

Dalda ha señalado que en 2017 el ayuntamiento "facturó" 17.536.000 euros en impuestos directos, superando las previsiones, establecidas en 1.151.000 euros, mientras que los ingresos obtenidos a través del IBI pasaron de 12.492.000 en 2016 a 13.930.000 en 2017

VICENTE DALDA
VICENTE DALDA
Dalda califica como "éxito empresarial" pero "fracaso de la gestión municipal" el superávit en 2017 y pide que se destine parte del mismo a rebajar los impuestos municipales

El concejal independiente Vicente Dalda, ha calificado hoy como "fracaso" para la ciudadanía la liquidación del presupuesto municipal del pasado ejercicio.

Dalda ha manifestado que "si el ayuntamiento fuese una empresa, diría que el resultado ha sido magnífico, porque se ha recaudado más y se ha gastado menos, pero en la administración no se trata de eso, sino de cobrar los impuestos justos para hacer frente a los gastos necesarios". 

El edil no adscrito ha indicado que los resultados del presupuesto, que arroja más de dos millones de euros de superávit y casi un millón de euros de remanentes líquidos de tesorería, le dan la razón sobre su pretensión, no aprobada por el pleno, de rebajar el Impuesto de Bienes Inmuebles –primero un 10% y este año en un 7%– que habría relajado el gravamen del 0,738% actual hasta el 0,69%. En este sentido Dalda ha insistido en que los lucentinos pagan más impuestos que la mayoría de las ciudades cordobesas de un tamaño similar, poniendo como ejemplo Cabra –0,7%–; Baena –0,61%– o Córdoba –0,61%–.

Dalda ha señalado que en 2017 el ayuntamiento "facturó" 17.536.000 euros en impuestos directos, superando las previsiones, establecidas en 1.151.000 euros, mientras que los ingresos obtenidos a través del IBI pasaron de 12.492.000 en 2016 a 13.930.000 en 2017, "un Incremento impresionante, aunque parte del mismo es por lo no pagado por algunos contribuyentes en los últimos cuatro años". 

Según Dalda "sigue habiendo margen para reducir el IBI, los números lo permiten de sobra".  Por ello, el concejal independiente ha pedido que "el millón de euros de remanentes no se utilice y se mantenga para bajar el citado impuesto el año próximo y equilibrar las cuentas municipales si fuese necesario".