La ITV de Lucena  realizó durante el pasado año 46.727 inspecciones y sigue aguardando una reforma paralizada por VEIASA el pasado año

El apartado donde se encontraron más defectos graves fue el de las emisiones contaminantes, con un 23,2%; seguido de los problemas en el alumbrado y la señalización, con el 20,9%; neumáticos, ejes y suspensión, con un 18,7%; y los frenos, con un 12,9%.

ITV de Lucena
ITV de Lucena

Con 46.727 vehículos –500 más que el año pasado– la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de Lucena fue durante el pasado año la tercera con más volumen de negocio entre las diez estaciones existentes en la provincia de Córdoba, solo por detras de las dos existentes en la capital, –Torresquevedo y Torroja– que revisaron 80.352 y 50.833 vehículos respectivamente y lejos de las existentes en Pozoblanco, Priego, Montoro, Peñarroya y Palma del Río.

Sin embargo, Baena y Puente Genil empiezan a competir por el trabajo comarcal con Lucena. En 2017 más de 44.000 vehículos optaron por Baena –2.000 más que un año antes– y otros 29.000 por la ITV pontana, que creció en más de 4.000 inspecciones respecto al año anterior, siendo esta la ITV cordobesa que registra un mayor incremento. La otra ITV de la Subbética, la de Priego de Córdoba, llevó a cabo 20.744 revisiones.

Un total de 366.456 vehículos han sido inspeccionados durante el año 2017 en las 10 estaciones ITV autorizadas por la Consejería de Empleo, Empresa y Comercio en la provincia de Córdoba, cuya gestión corresponde a la empresa pública de la Junta de Andalucía, Verificaciones Industriales de Andalucía, S. A. (VEIASA). Esto significa que se inspeccionaron 7.587 vehículos más que en 2016, cuando se revisaron 349.819  vehículos, lo que supone un incremento del 2,17%.

El apartado donde se encontraron más defectos graves fue el de las emisiones contaminantes, con un 23,2%; seguido de los problemas en el alumbrado y la señalización, con el 20,9%; neumáticos, ejes y suspensión, con un 18,7%; y los frenos, con un 12,9%.

 

SIN NOTICIAS DE LA REFORMA DE LA ITV DE LUCENA

El delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Carmona explicaba ayer que en la provincia están realizándose las obras para la nueva estación del polígono Las Quemadas en la capital , "estación que se prevé entre en funcionamiento durante 2018 y que ofrecerá instalaciones más modernas y amplías y una mayor cobertura de líneas a la ciudad y a donde, una vez finalizada, se trasladará la actual ITV Córdoba 2, sita en el Polígono La Torrecilla". Sin embargo, por el momento no hay noticias sobre la reforma de la ITV lucentina. La empresa pública VEIASA decidió en enero de 2017 desistir de la licitación de las obras, que había sacado a concurso público en marzo de 2014 por un montante económico de 1.853.337 euros, alegando que "no es posible continuar con el procedimiento de contratación, no habiéndose llegado a adjudicar el contrato", alegando problemas urbanísticos y anunciando el inicio de los trámites de incoación de un nuevo expediente. 

El único proyecto licitado en 2017 para la ITV lucentina se refiere a la sustitución de la cubierta de la nave principal, con un importe de licitación de 99.000 euros, que salió a concurso en noviembre pasado y aún no ha sido adjudicado. 

La estación ITV de Lucena se construyó en 1986 y es una de las más antiguas de Andalucía con su actual formato. El proyecto inicial incluía la demolición de la zona administrativa, la construcción de un nuevo edificio de oficinas anexo a la nave de inspección y la reforma de la propia nave de inspección, si bien no estaba previsto modificar la tipología. Actualmente dispone de dos líneas de inspección universales, otras dos de vehículos ligeros y una zona de inspección de ciclomotores y motocicletas. La superficie construida actualmente es de 1.369 metros cuadrados y, tras la reforma, sería de 1.748 metros cuadrados, en una parcela que tiene una superficie de 6.411 metros cuadrados.