• Sábado, 10 de Diciembre de 2016

Un total de 66 alumnos participan en los cinco cursos ofertados por la Escuela de la Madera

style="text-align: justify;">Algunas de las especialidades puestas en marcha son Operaciones de grabación y tratamiento de datos y documentos; trabajos de carpintería y mueble, Mecanizados de madera y derivados o Proyectos de instalación y amueblamiento 

escuela de la madera
escuela de la madera

El delegado de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Manuel Carmona, ha visitado esta mañana las instalaciones de la Escuela de la Madera de Encinas Reales donde ha sido partícipe de las buenas sensaciones que se respiran entre el profesorado y alumnado que forma parte de esta nueva etapa de formación tras el período de incertidumbre vivido.

El responsable territorial ha conocido los primeros cinco cursos que se han puesto en marcha en septiembre donde toman parte 66 alumnos entre los que sigue habiendo una mayoría de hombres (71% del alumnado) frente a un 29% que representa el alumnado femenino, más vinculado a especialidades como la de comercio o grabación de datos. Las cinco especialidades puestas en marcha son Operaciones de grabación y tratamiento de datos y documentos (440h); Actividades de gestión del pequeño comercio (530h); Trabajos de carpintería y mueble (300h); Mecanizados de madera y derivados (520h); y Proyectos de instalación y amueblamiento (420h).

Además de estos cinco cursos queda pendiente el inicio de otros tres, dos de ellos con fecha ya cerrada. El lunes 17 de octubre en Encinas Reales “Aplicación de barnices y lacas en elementos de carpintería y mueble” (210h) y en las instalaciones de Villa del Río, el lunes 24 de octubre, “Operaciones auxiliares de tapizado de mobiliario y mural” (320h). Quedando pendiente para antes de final de año Instalaciones de elementos de carpintería (500h).

Carmona ha destacado que los 8 cursos que va a desarrollar la Escuela de la Madera cuentan con certificado de profesionalidad “donde participarán aproximadamente 130 alumnos en un total de 3.240 horas de formación”.

El delegado de Empleo ha explicado que con esta nueva activación de las Escuelas de Formación, donde ha matizado que tanto la Escuela de Joyería como la de la Madera han sido las primeras en reiniciarla, “se responde a un compromiso del Gobierno andaluz, en los plazos previstos y se persigue el objetivo de crear un modelo formativo de excelencia que dinamice la inserción laboral de la población activa cordobesa y genere empleo de calidad”.

Así mismo, ha informado que de este modo se apuesta por una oferta formativa especializada, adecuada y adaptable a las necesidades de cualificación profesional demandas por el mercado de trabajo y por el sector del mueble de gran peso e importancia en la provincia “y, además, se refuerza la competitividad de las empresas y la creación de empleo de calidad en nuestra provincia”.

El delegado ha hecho hincapié también en que este centro ha alcanzado altos niveles de inserción laboral, que rozan el noventa por ciento, y que es Centro de Referencia Nacional, lo que significa que es un centro de innovación y experimentación que actúa como una institución al servicio de los sistemas de formación profesional para facilitar su competitividad y calidad, y dar respuesta a los cambios en la demanda de cualificación de los sectores productivos.

Con el inicio de estas acciones formativas se da continuidad a la formación de alta cualificación impartida desde su puesta en marcha en 1994, con la mejora que supone articular la formación a través de itinerarios de certificados de profesionalidad, acreditables en el Sistema de la Formación Profesional.

El modelo de la Escuela de la Madera está basado en la formación de calidad, con un aprendizaje práctico y con el uso de nuevas tecnologías, y a demanda, adaptada a las necesidades del sector del mueble cordobés, lo que garantiza en sus elevados índices de inserción profesional.

Desde el 2010 es Centro de Referencia Nacional en la familia de madera, mueble y corcho, cuya esencia, más allá de dar formación de calidad y enseñar una profesión a su alumnado, pasa por ejercer el rol de intermediario entre los distintos agentes sociales (alumnado, profesionales, empresas y entidades relacionadas) realizando una continua labor de análisis del sector para crear una metodología de aprendizaje y colaboración fruto de la sinergia real y de las necesidades patentes.

En el camino hacia la recuperación de esta imagen consolidada de Escuela tras más de 20 años de trayectoria, también se han retomado las colaboraciones con entidades de prestigio como la Universidad de Málaga, con quien a través del Área de Sociología de la Facultad de Ciencias Empresariales se está colaborando en conocer los factores que condicionan la cooperación entre empresas en los sistemas productivos locales, en concreto sobre el sistema productivo del mueble de Lucena.

Además, la colaboración con el Instituto de las Cualificaciones –INCUAL- ha seguido su curso habitual colaborando con el desarrollo de nuevas cualificaciones para el sector de la madera y el mueble, así como con la revisión y actualización de las cualificaciones existentes y la edición de Guías de Evidencia para la acreditación de competencias profesionales.

Con el Servicio de Empleo Público Estatal –SEPE-, como organismo encargado del desarrollo del Catálogo de Certificados de Profesionalidad, se colabora estrechamente en el desarrollo y revisión de los certificados de la familia profesional madera y mueble.

Igualmente, la Escuela de Madera continúa con su estrecha relación con administraciones locales como el Ayuntamiento de Lucena, entidad que actualmente está organizando una Jornada sobre Economía Colaborativa, contando con la participación de la Escuela, y el Ayuntamiento de Encinas Reales, con quién el pasado viernes participó en la celebración del Primer Encuentro Comarcal de Mujeres Rurales.