Viernes 27.04.2018

BORJA GÓMEZ

El PP critica las deficiencias sanitarias de la ciudad y acusa al alcalde de sumisión a la Junta

María de la O Redondo y Francisco Aguilar han expuesto hoy las quejas con respecto al equipo de gobierno en materia de salud y sobre la mala gestión de la Ley de Dependencia.

PP SATSE
PP SATSE
El PP critica las deficiencias sanitarias de la ciudad y acusa al alcalde de sumisión a la Junta

El Partido Popular ha denunciado hoy la falta de medios sanitarios en la ciudad. María de la O Redondo ha afirmado que Lucena tan solo cuenta con un fisioterapeuta por cada 22000 habitantes, cuando la OMS recomienda uno por cada 1800. Además, los populares tachan de demagógica la decisión del PSOE de incluir las enfermedades neuromusculares en la competencia de los fisioterapeutas por "sobrecargar aún más la lista de espera, que ya se extiende hasta cerca de 600, es decir, de ocho a diez meses de espera". Añaden también que Lucena solo cuenta con una matrona que, además, cubre Montilla y Moriles.

Según los populares, es necesario añadir refuerzos físicos y mejorar los medios materiales, porque el elevado número de personas que deciden acudir al médico de pago por la pérdida de calidad del sistema público, está llevando a que solo reciban atención médica de buena calidad, las personas con rentas más elevadas.

En este sentido, el PP ha denunciado la situación de "sumisión" del equipo de gobierno y su incapacidad para exigir a la administración andaluza la cobertura adecuada de estos servicios, que redunda en una mala calidad de los mismos, y de la asistencia sanitaria que reciben los lucentinos.

La irregularidad en los informes de la Ley de Dpendencia

Tras hablar del sistema sanitario, los populares han denunciado una mala práxis en el equipo de gobierno, al llevar el informe para reclamar los intereses exigidos por la Junta de Andalucía, a la Junta de Gobierno Local, sin firmar por un técnico y sin entregarlo al PP, que lo exigió en primera instancia.

Los antecedentes se remontan a mayo de 2017, cuando el Ayuntamiento tuvo que desembolsar 40.000€ a la anterior concesionaria de ayudas a la Ley de Dependencia por intereses derivados del retraso en los pagos del servicio de la propia administración andaluza. A raíz de esto, el Partido Popular exigió la redacción de un informe técnico para solicitar a la Junta que reembolsara dicha cantidad. Francisco Aguilar aprovechó para denunciar "la cantidad de dinero que adelanta el Ayuntamiento por los retrasos de la Junta de Andalucía", lo que puede provocar "la pérdida de calidad en competencias municipales y ser un peligro para la Tesorería".