Lunes 16.07.2018

El ayuntamiento asegura que trabaja para que el Ciclo Medio de Cocina se quede en Lucena

Lo peor que podría ocurrir para que este ciclo formativo no se mantenga el próximo curso lectivo sería no contar con instalaciones y a día de hoy Ayuntamiento y Junta siguen intentando resolver cuestiones jurídicas sobre quién ha de hacer frente a las obras de la antigua Escuela de Hostelería.

Sede del ciclo de cocina del IES Juan de Aréjula y la Escuela Oficial de Idiomas
Sede del ciclo de cocina del IES Juan de Aréjula y la Escuela Oficial de Idiomas
El ayuntamiento asegura que trabaja para que el Ciclo Medio de Cocina se quede en Lucena

La concejal de Educación del ayuntamiento de Lucena, Encarnación Camacho, ha explicado hoy que "el deseo del equipo de gobierno municipal es que el ciclo medio de Cocina que imparte el IES Juan de Aréjula no se vaya de Lucena". Según la edil lucentina este ciclo "enriquece la oferta educativa local y hay unas instalaciones magníficas que son envidia de otros centros que imparten estas enseñanzas", por lo que aseguró que "este ayuntamiento está implicado en que se quede", aunque advirtió de que "esta decisión no depende exclusivamente de nosotros".

Lo peor que podría ocurrir para que este ciclo formativo no se mantenga de cara al próximo curso lectivo sería no contar con instalaciones para el desarrollo de sus contenidos prácticos y a día de hoy Ayuntamiento y Junta siguen intentando resolver cuestiones jurídicas. Las diferencias estriban en qué administración debe pagar unas obras que, según una primera estimación de los técnicos municipales, pueden superar los 150.000 euros de coste. 

Hoy Camacho ha indicado que "no estamos seguros de cuanto van a tardar las obras, lo primero que hay que resolver es quién va a hacerlas, para lo que ya están en conversación los servicios jurídicos del ayuntamiento y de la delegación territorial de Educación". Según la concejal socialista "cuando esto esté claro se realizará el proyecto y las obras". No obstante la propia edil indicaba que "para los primeros días de junio el servicio de planificación de la Consejería de Educación debe tener claro que puede contar con el edificio", dado que en la segunda quincena de este mes se abrirá el periodo de escolarización para estos ciclos. 

En cuanto a las obras, la dirección del centro ha manifestado al ayuntamiento que podrían prescindir de las instalaciones hasta mediados de octubre, un plazo que desde el ayuntamiento se considera suficiente para ejecutar los trabajos, que afectarán principalmente a las filtraciones que se producen en el interior del inmueble municipal a través de las cornisas.

Si estas obras se consideran como tareas de mantenimiento habrían de ser pagadas por la Consejería de Educación en virtud del convenio suscrito con el ayuntamiento de Lucena para el uso del edificio. Sin embargo, si se entienden como obras estructurales, habrían de ser asumidas por el consistorio, que según Camacho "cuenta con partida suficiente para ello".

Además, Camacho recordó que el edificio es también sede de la Escuela Oficial de Idiomas, actualmente trasladada al IES Marqués de Comares.