Miércoles 15.08.2018

OBRAS

El Ayuntamiento de Lucena cambiará las calderas de cuatro centros educativos del municipio 

La solicitud se ha presentado dentro del programa “Andalucía es más” de la Junta de Andalucía por un importe de 116.000 euros 

JOSE CANTIZANI
JOSE CANTIZANI
El Ayuntamiento de Lucena cambiará las calderas de cuatro centros educativos del municipio 

La Delegación de Servicios del Ayuntamiento ha presentado la solicitud para cambiar las calderas de cuatro centros educativos del municipio, que necesitan ser sustituidas y adecuar las instalaciones. El proyecto se ha enviado a la Junta de Andalucía dentro de su programa “Andalucía es más” para modernizar y mejorar la climatización de diferentes colegios. 

Las actuaciones tienen como principal objetivo fomentar las inversiones de ahorro y eficiencia energética, así como el aprovechamiento de las energías renovables en edificios de uso público. De esta forma, se pretenden sustituir las cuatro calderas y mejorar el acondicionamiento térmico de fluidos, ventilación o refrigeración de las instalaciones.  

Según ha explicado el delegado de Obras y Servicios Operativos, Pepe Cantizani, si la solicitud resultara finalmente aprobada, supondría una subvención del 80% del coste total del proyecto. De esta forma, los colegios San José de Calasanz, Nuestra Señora del Carmen, El Prado y Nuestra Señora de Araceli resultarían beneficiados, ya que se cambiarían las calderas de gasóleo por otras de gas natural, además de adaptarlas a la nueva normativa. 

El presupuesto total de la inversión es de 116.002,70 euros y, en caso de ser aprobada la solicitud, la Junta de Andalucía subvencionaría 92.802,16 euros. Igualmente, el Ayuntamiento de Lucena se ha comprometido a aportar los 23.200,04 euros para realizar las obras al completo. 

Igualmente, Cantizani ha señalado que “de concretarse esta subvención supondría un ahorro energético relevante para el Ayuntamiento y un pequeño guiño al medio ambiente al apostar por energías más limpias que el gasóleo”. Así, el gas natural se convierte en una fuente de energía en auge para los servicios públicos y “Lucena no se puede quedar atrás en ese cambio energético que comienza a darse a nivel nacional”.