OBRAS

VÍDEO: El Ayuntamiento de Lucena interviene en la Plaza Virgen del Rosario, siguiendo las indicaciones de los vecinos de la misma

José Cantizani informa del inicio de una nueva obra en el recinto ferial para adecuar el espacio para la instalación de carpas durante los días de feria 

José Cantizani en la plaza Virgen del Rosario
José Cantizani en la plaza Virgen del Rosario

El concejal de Obras, José Cantizani, ha informado esta mañana de las actuaciones llevadas a cabo en la Plaza Virgen del Rosario. Dicha intervención han consistido en la eliminación de la fuente central de la plaza y parte de los parterres que la rodeaban y su sustitución por solera de terrazo igual al resto de la plaza. Igualmente, se ha reparado el monolito central, se ha instalado un banco similar a los ya existentes y una fuente bebedero.

El edil de Obras ha recordado que esta plaza, donde se ubicaban las instalaciones de Primitivo Picó, era de propiedad privada puesto que pertenecía a la comunidad de propietarios de los bloques que rodean a la misma. El pasado 8 de agosto el Pleno aceptó la cesión de dicho emplazamiento y el vial que pasa por delante del mismo, al igual que su mantenimiento y limpieza. En esta intervención, “los propios vecinos opinaron en el diseño de la actuación a realizar” con una inversión municipal que ha rondado los 7.500 euros.

 

INICIO DE OBRAS PARA LA FUTURA CASETA MUNICIPAL

Durante su intervención, Cantizani también ha informado del reciente inicio de la ejecución de la infraestructura que permite la instalación de una caseta en el nuevo recinto ferial. La intervención tiene como objeto la cimentación necesaria y el saneamiento que permita la instalación de las carpas y servicios de la caseta de feria. Esta actuación, financiada con el Programa Anual de Concertación y Empleo con los Municipios Entidades Locales Autónomas de la provincia de Córdoba de la Diputación de Córdoba, supera en su presupuesto los 38.000 euros, ha sido adjudicada a la empresa lucentina Colten y tiene un plazo de ejecución de 30 días.

“Se trata de dejar preparado el espacio del recinto ferial donde se está actuando para la posterior instalación de carpas o estructuras similares de cara a las próximas ediciones de las diferentes eventos que se celebran ya en el recinto ferial”, ha puntualizado Cantizani.