Jueves 16.08.2018

EDUCACIÓN

El PSOE votará en contra la moción de la oposición para que la Junta pague las obras del comedor del CEIP Araceli

Encarnación Camacho acusa al resto de grupos de "jugar sucio" y actuar "anteponiendo sus intereses partidistas a los de la ciudadanía".

El PSOE votará en contra la moción de la oposición para que la Junta pague las obras del comedor del CEIP Araceli

A las 14:00 horas estaba convocado el pleno municipal extraordinario promovido por la oposición en bloque para debatir su moción en la que solicitan que el ayuntamiento comunique a la Consejeria de Educación de la Junta de Andalucía, "la disconformidad y negativa a asumir con cargo a los presupuestos municipales del Ayuntamiento de Lucena, los costes de la puesta en funcionamiento del comedor escolar en CEIP Virgen de Araceli" y proponga a la administración andaluza la firma de un convenio de colaboración por el que el Ayuntamiento adelantaría el coste de la obras y la Junta se obligaría a devolver dicho coste completo a las arcas municipales en un plazo breve de tiempo.

Solo dos horas antes, el PSOE ha ofrecido una rueda de prensa en la que ha expresado su opinión sobre este tema, primero para desmentir la mayor parte de las críticas recibidas desde un sector de la oposición respecto a su gestión en este tema, y más tarde para argumentar que el fondo de este debate no es una cuestión de política partidista, sino de oportunidad –la de tener este mismo año un comedor escolar en este centro educativo– y que si el ayuntamiento rompe el acuerdo al que en febrero llegó el alcalde con la Consejería para que el consistorio se hiciera cargo de los trabajos de adaptación del edificio a su uso como comedor, "serían los padres los que paguen los platos, tras haber formalizado ya en este centro la escolarización de sus hijos pensando que iban a tener comedor escolar", según ha indicado el alcalde, Juan Pérez, que añadió que "si se consigue –para lo que sería necesario primero que se desestime la moción por alguno de los grupos de la oposición que la firma, siquiera con una abstención– sería un triunfo de la corporación municipal". 

Pérez ha vuelto a asegurar con vehemencia que él "no ha engañado a nadie" en este tema, que el comedor "es un equipamiento social y fruto de nueve años de trabajo de la comunidad educativa del centro y de la corporación"; que no hay agravio comparativo con otros municipios en los que la Junta ha asumido las obras y el servicio por no existir otros comedores; que desconocía el coste final de la actuación cuando planteó a la Junta que el ayuntamiento se haría cargo de los trabajos y que, en definitiva, "se está perdiendo una oportunidad y un tiempo precioso para que el colegio pueda disfrutar de este servicio de cara al próximo curso lectivo".

Pérez ha avanzado que, en su opinión, si el ayuntamiento no paga las obras no habrá comedor: "La Junta tiene ya su planificación hecha. La obra es una inversión  y este comedor no está en su planificación de inversiones. Si ropemos el convenio la Junta no estará obligada a cumplir con su parte del acuerdo", expuso el alcalde de Lucena, para concluir preguntándose si la polémica generada por este tema en las últimas semanas "¿es una cuestión de competencias, de dinero o de intereses políticos?. 

CAMACHO AVANZA QUE EL PSOE VOTARÁ CONTRA LA MOCIÓN

Menos contemporizadora se ha mostrado en la rueda de prensa la concejal de Educación, Encarnación Camacho, que ha terminado su intervención avanzando que el PSOE votará en contra de la moción de la oposición: "Vamos a votar en contra. Es una moción trampa. No es una propuesta para conseguir algo, sino para paralizar y hacer inviable algo que ya habían conseguido los padres con su persistencia" ha argumentado Camacho, añadiendo que  "la solución es que retiren la moción o al menos uno de los grupos vote en contra. Ya hemos perdido un mes. Ellos verán".

Camacho ha asegurado "con datos", que es falso que la Junta de Andalucía "tenga abandonada a Lucena" en materia educativa, relacionando las distintas inversiones realizadas en los últimos años. "Solo en los colegios hay 513.570 euros invertidos en obras, equipamiento y mobiliario en 2017 y 492.000 euros para este año contando obras en dos colegios más un aula en el IES Marqués de Comares para ciclos formativos", ha destacado Encarnación Camacho, que añadió que en el curso 2016-17 asistieron a los cinco comedores escolares existentes en Lucena 630 alumnos, con un coste de 4,38 por niño y día.

Además, Camacho aseveró que el comedor en el colegio Virgen de Araceli "no es solo una cuestión de conciliación de la vida laboral, sino también un objetivo social para algunos niños de familias con escasez de recursos económicos", además de responder a una necesidad palpable, como indica el hecho de que los dos comedores más cercanos ya solicitaron el pasado curso un incremento de su número actual de plazas, al existir una mayor demanda.

Para Camacho "ha sido la oposición la que ha jugado sucio con su silencio en dos meses, el cambio de voto de la comisión de abril y su voto conjunto en el último momento. Desde el primer momento se dijo que se iban a pagar las obras y la oposición no dijo nada. No nos felicitaron, pero no presentaron preguntas ni reticencias. Es ahora, cuando ha pasado el periodo de escolarización y más daño pueden hacer a padres y familias, cuando se plantean si las obras debe pagarlas el Ayuntamiento o no". La edil de Educación mostró sus dudas acerca de si el cambio de opinión de los grupos de la oposición ha sido "por ignorancia o por mala fe", aunque cree que han actuado "anteponiendo sus intereses partidistas a los de la ciudadanía, con un deseo de perjudicar al alcalde y abrir un frente de oposición a la Junta de Andalucía".