ACCESIBILIDAD

Dos comunidades de vecinos se han beneficiado en los dos últimos años de las subvenciones de la Junta para la instalación de ascensores. Presentada la nueva convocatoria

El alcalde de Lucena, Juan Pérez, y la delegada territorial de Fomento y Vivienda, Josefina Vioque, han visitado hoy uno de los edificios en los que se ha mejorado la accesibilidad a través de este programa en Plaza Alta y Baja.

El alcalde de Lucena, Juan Pérez, y la delegada territorial de Fomento y Vivienda, Josefina Vioque, han anunciado hoy el inminente inicio de la convocatoria 2017 del programa de rehabilitación autonómica, centrado en la mejora de la accebilidad, coincidiendo con la entrada en funcionamiento del ascensor instalado en la única comunidad de vecinos que se beneficio de este programa en nuestra ciudad con cargo a la convocatoria del pasado año 2015, a la que se presentaron en torno a 50 solicitudes. 

Pérez y Vioque han visitado esta mañana el edificio, situado en la calle Plaza Alta y Baja de Lucena. Según ha explicado la delegada, este bloque de pisos, construido en 1976 y dividido en tres plantas, ha recibido una subvención en torno a los 25.000 euros, equivalente al 50% de la cuantía de las obras ejecutadas en el edificio, que han consistido en mejorar la accesibilidad con la construcción de un par de rampas y la instalación de un ascensor. En total, alrededor de 15 residentes, la mayoría de ellos mayores de 60 años, “pueden disfrutar ya de mayor calidad de vida gracias a la mejora de la accesibilidad”.

Para el alcalde, el programa de rehabilitación de viviendas “surge como una línea de subvenciones interesante no sólo para los ciudadanos, los grandes beneficiarios de las obras por lo que supone de facilitar la entrada y salida de sus viviendas, sino también para la revitalización de los centros históricos de las ciudades donde se concentra el mayor número de edificios residenciales con excesivas barreras arquitectónicas”.  

Lucena también se ha beneficiado de una actuación con cargo a este programa en el año 2016, concretamente una comunidad de vecinos situada en Ejido Plaza de Toros. En la provincia de Córdoba, el Gobierno andaluz invertirá con cargo a la convocatoria 2016, un total de 1,66 millones en ayudas para las 762 familias que residen en 50 comunidades de vecinos de cuatro municipios de la provincia. Además de Lucena, los municipios que se benefician de estos incentivos son la capital, Cabra y Montilla. En 2016 se han aprobado 50 intervenciones, frente a las 23 del ejercicio 2015. De ellas, 49 corresponden a actuaciones de accesibilidad, concretamente a la instalación de ascensores.

Esta línea de ayudas establece como beneficiarias las comunidades de propietarios de viviendas en las que, al menos, la mitad de los propietarios de las viviendas que componen el edificio tengan ingresos familiares ponderados no superiores a 3,50 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem).

La cuantía máxima de la subvención por edificio es del 35 por ciento del coste subvencionable de las actuaciones. No obstante, en el caso de actuaciones que incluyen ajustes razonables en materia de accesibilidad, y sólo en la partida correspondiente a la misma, se puede alcanzar el 50 por ciento del coste.

 

Actuaciones subvencionables

Como actuaciones subvencionables para la mejora de la calidad y sostenibilidad en los edificios se recogen las obras para la mejora de la envolvente térmica del edificio, la instalación de sistemas de calefacción, refrigeración y ventilación, o el incremento de la eficiencia energética de los ya existentes; la instalación de equipos de generación o que permitan la utilización de energías renovables (energía solar, biomasa o geotermia).

Igualmente constan la mejora de la eficiencia energética de las instalaciones comunes de ascensores e iluminación, la instalación de reductores de agua, así como el acondicionamiento de instalaciones para la separación de los residuos domésticos en el interior de los domicilios y en los espacios comunes de las edificaciones.

En cuanto a las actuaciones subvencionables en materia de accesibilidad, se incluyen la instalación de ascensores, salvaescaleras, rampas, grúas o artefactos análogos que permitan el acceso y uso por parte de las personas con discapacidad a elementos comunes del edificio, tales como jardines, zonas deportivas, piscinas y otros similares, la colocación de avisos mediante señales luminosas o sonoras que permitan la orientación en el uso de escaleras y ascensores.

La delegada ha explicado que buena parte de las solicitudes rechazadas responden a la falta de documentación requerida, sobre todo la ausencia de proyecto técnico de la actuación para la que se solicita la ayuda, por lo que ha animado a los futuros solicitantes a iniciar con tiempo suficiente la preparación de la documentación pertinente. En otros casos el motivo de rechazo son las dificultades técnicas inherentes a la edificación o el incumplimiento de los requisitos socio-económicos de los residentes.