URBANISMO

Consistorio y propietarios fijan en 608.545€ el precio del inmueble de la calle Condesa Carmen Pizarro que tiene que adquirir el Ayuntamiento

El precio deberá ser satisfecho por el ayuntamiento en tres plazos durante los años 2018 a 2020, momento en el que el consistorio tomará posesión del edificio.

Edificio de la calle Condesa Carmen Pizarro que adquiere el ayuntamiento mediante este convenio
Edificio de la calle Condesa Carmen Pizarro que adquiere el ayuntamiento mediante este convenio

La Comisión Municipal de Urbanismo aprobó en la tarde de ayer el "Convenio para la adquisición por mutuo acuerdo en expediente de expropiación", del inmueble situado en el número 8 de la calle Condesa Carmen Pizarro. La cantidad en la que se ha fijado la venta asciende a 608.545,11 euros, que deberán ser satisfechos por el ayuntamiento a sus propietarios en tres plazos durante los años 2018 a 2020, momento en el que el consistorio tomará posesión del edificio.

El asunto fue dictaminado para su aprobación definitiva en el próximo pleno municipal, contando con el voto a favor de PP, PSOE e IU, la abstención de Ciudadanos y el voto en contra de Vicente Dalda, que ya anunció hace unos días que consideraba que el ayuntamiento no debería pagar más de 350.000 euros por esta vivienda, incluida en el Plan General de Ordenación Urbana como "edificio protegido" sujeto a enajenación para su incorporación al patrimonio local, los que obliga al ayuntamiento a su compra después de que sus propietarios solicitaran al consistorio la expropiación del mismo, como ya ocurriera con la casa popularmente conocida como 'La Tercia', en el paseo del Coso, con el que este segundo inmueble está comunicada. 

El acuerdo entre las partes evitará que el asunto tenga que ser dirimido por la Comisión Provincial de Valoración y el procedimiento se dilate en el tiempo. 

El edificio, ocupado como vivienda en su planta superior y utilizado como local de copas en planta baja, aparece definido en el Plan General de Ordenación Urbana como "antiguo palacio, modificado el interior, que comunica con la antigua Tercia, con fachada de dos plantas, bastante modificada en planta baja donde se abre una puerta adintelada entre pilastras y balcón en planta principal a eje con la puerta y cierre" que responde a características constructivas y estilísticas del estilo Barroco pleno, fijando su construcción entre los siglos XVII y XVIII. La misma ficha indica que "la fachada, de fábrica de ladrillo, está bien resuelta, siendo una muestra más del barroco civil lucentino" y destaca como elementos de interés del inmueble "la portada y huecos de planta alta con sus elementos decorativos".

La compra de este edificio es la tercera de sus características a la que se ve obligado el ayuntamiento, tras la de las antiguas Bodegas Víbora y la de "La Tercia", en El Coso, antiguos "alfolíes" o almacenes de grano vinculados a la Casa de Medinaceli.