• Sábado, 27 de Mayo de 2017

EL JARDÍN VERTICAL HA GENERADO NUMEROSOS PROBLEMAS HASTA AHORA

Una empresa alicantina se encargará del cuidado del jardín vertical del ayuntamiento, cuyo mantenimiento tendrá un coste anual de 6.591,33 € más IVA

Con este contrato se prentende dar una oportunidad a este elemento decorativo en pleno centro de la ciudad

Jardín vertical del ayuntamiento de Lucena. Archivo
Jardín vertical del ayuntamiento de Lucena. Archivo

Una empresa alicantina, Singular Green S.L., especializada en la creación de jardines verticales, ha sido finalmente la adjudicataria del concurso público convocado por el ayuntamiento para adjudicar el servicio de mantenimiento integral del jardín vertical de la Casa Consistorial. La citada firma cobrará 6.591,33 € más IVA por un año de mantenimiento, precio que rebaja sustancialmente los 8.000 euros más IVA marcados como precio de licitación.

El adjudicatario del contrato deberá realizar un mantenimiento cada dos meses, otro más específico cada seis meses que incluya la poda de todo el jardín vertical y eliminación de todos los residuos provenientes de la misma y la aplicación de los tratamientos fitosanitarios preventivos y limpieza de los canales de desagüe.

Por último, realizará una revisión anual para la limpieza integral de todos los elementos de riego y aporte de refuerzos de hongos y bacterias beneficiosas para el jardín vertical. Además, deberá incluir un servicio de alerta externa y dispondrá de 24 horas para reparar posibles averías en el sistema de riego que puedan poner en peligro la supervivencia de las plantas.

El mantenimiento de este jardín vertical en pleno centro de la ciudad se ha convertido en un quebradero de cabeza, generando numerosos problemas de malos olores, humedades en la zona sótano del edificio del ayuntamiento y mal aspecto general. El concejal de Obras y Mantenimiento, José Cantizani, indicó recientemente que el equipo de gobierno "no se plantea" por el momento retirar el jardín vertical, aunque tampoco está "obcecado" con mantenerlo a toda costa. Con este contrato se prentende "dar un voto de confianza a la nueva empresa" para intentar consolidar este elemento decorativo.