Lunes 23.04.2018

OBRAS

El equipo de gobierno no sustituirá las canalizaciones de fibrocemento de la calle El Lagar hasta que no se acometa la reforma de la misma

Cantizani  ha querido "dejar bien claro" a los vecinos que "el uso de las tuberías de fibrocemento no está prohibido por la ley, lo que está prohibido es la nueva instalación de este material y el peligro que entraña es su manipulación" por lo que, a su juicio, el mantenimiento de la actual tubería, "no supone ningún peligro para la salud pública"

José Cantizani, concejal de Urbanismo
José Cantizani, concejal de Urbanismo
El equipo de gobierno no sustituirá las canalizaciones de fibrocemento de la calle El Lagar hasta que no se acometa la reforma de la misma

El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Lucena, José Cantizani, ha señalado hoy que el equipo de gobierno no sustituirá la red de abastecimiento de agua de fibrocemento de la calle El Lagar, cuyo cambio ha sido solicitado por los vecinos, al hilo de las obras que se realizan desde la pasada semana en la calle Tras la Parra.

Según ha explicado el edil socialista, ha querido "dejar bien claro" que "el uso de las tuberías de fibrocemento no está prohibido por la ley, lo que está prohibido es la nueva instalación de este material y el peligro que supone es su manipulación" por lo que, a su juicio, el mantenimiento de la actual tubería, "no entraña ningún peligro para la salud pública", ni en esta calle ni en muchas otras de Lucena donde las tuberías, por su antigüedad, son del mismo material. 

Cantizani añadió que el Ayuntamiento está renovando "todo el fibrocemento que nos encontramos conforme actuamos en las calles en las que estamos interviniendo, en este caso en la calle Tras la Parra, y en la calle El Lagar se sustituirán cuando se intervenga en la misma, que posiblemente sea el próximo año". 

"Mientras tanto –pidió el concejal de Urbanismo– que nadie se preocupe porque no hay ningún riesgo para la salud por las conducciones de fibrocemento, el problema no es convivir con el fibrocemento, sino manipularlo".

Como informó este periódico el pasado viernes, los vecinos de la calle El Lagar, han presentado al Ayuntamiento de Lucena un escrito por el cual solicitan la retirada de la antigua tubería de fibrocemento que da abastecimiento a la citada calle y su sustitución por otra de polietileno.

Los vecinos indican que con motivo de las obras de la calle La Parra ya se han sustituido 8 de los 58 metros de tubería de esta vía urbana y solicitan que la citada actuación se prolongue al resto de la calle, habida cuenta de que este tipo de canalizaciones, que contienen amianto, un material considerado cancerígeno, cuyo uso en nuevas instalaciones está actualmente prohibido, estando siendo retiradas paulatinamente las conducciones existentes en todo el país.

El fibrocemento fue uno de los materiales más usados en España entre 1940 y finales del siglo pasado, especialmente en todo lo relacionado con aislamientos, tanto por lo barato que era como por su flexibilidad. La comercialización del fibrocemento se canceló en España en el año 2001, pero aún no se ha llevado a cabo su sustitución total en aquellos lugares donde está.

Para el vecindario de esta calle, el coste de sustitución de la tubería no sería excesivamente elevado, y no implicaría en este momento la ejecución de otros trabajos complementarios, que podrían esperar a próximos ejercicios.