MEDIO AMBIENTE / INFRAESTRUCTURAS

El ayuntamiento licita las obras de eliminación de vertidos al río Lucena, que cuentan con un presupuesto de 400.000 euros

El proyecto contempla la sustitución del colector de hormigón de la margen izquierda del río en la zona del Cascajal en una longitud aproximada de 200 metros, y distintas mejoras y cuenta con un plazo de ejecución de seis meses

Aliviaderos de agua sobre el cauce del río Lucena
Aliviaderos de agua sobre el cauce del río Lucena

El Ayuntamiento de Lucena ha sacado a licitación las obras de eliminación de vertidos en el entorno del río Lucena y mejora de varios tramos de la red de saneamiento en el entorno de este cauce público conforme al proyecto redactado este mismo año por el Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, Antonio García de Viguera, por encargo del Servicio Municipal de Aguas “Aguas de Lucena”.

El presupuesto de esta actuación asciende de salida a 398.876 euros y cuenta con un plazo de ejecución de seis meses desde la formalización del acta de comprobación del replanteo. 

Con anterioridad a la redacción del documento, ya aprobado por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, se redactó un análisis de alternativas para la mejora de varios tramos de la red de saneamiento en el entorno del Río Lucena. Se analizaron seis alternativas posibles para conseguir el programa de necesidades solicitado por la Empresa Municipal de Aguas de Lucena.

riolucena2

Dos de los aliviaderos sobre los que actuará esta propuesta de obras

El proyecto contempla la sustitución del colector de hormigón de la margen izquierda del río en la zona del Cascajal en una longitud aproximada de 200 metros con nuevos pozos de registro, así como nuevas conexiones bajo el río de varios aliviaderos, la limpieza y adaptación de otros ya existentes y la reconstrucción de algunas obras de fábrica de vertido de pluviales, eliminación de la impulsión en algunos puntos del trazado y la protección con escollera en la entrega de pluviales al Río Lucena.

La actuación pretende regularizar la situación de los actuales vertidos directos al río y recuperar el cauce, completando la fallida e incompleta actuación llevada a cabo a través del proyecto anterior, en el que se invirtieron unos doce millones de euros.