• Sábado, 10 de Diciembre de 2016

Barreras en La Calzada: Ayuntamiento y AMFE dicen en un comunicado conjunto que las medidas en materia de accesibilidad deben ser "globales", no "individuales"

Según la nota de prensa, "las actuaciones en materia de accesibilidad se priorizan a través de la Caebault en función de las necesidades globales de la ciudad y estas decisiones no se toman condicionadas por casos individuales", por lo que el caso de Antonio Marín "aún no está sobre la mesa".

Antonio Marín, el vecino de La Calzada, cuyo caso ha devuelto actualidad a la demanda de los vecinos de esta zona sobre los problemas de accesibilidad a los que se enfrentan.
Antonio Marín, el vecino de La Calzada, cuyo caso ha devuelto actualidad a la demanda de los vecinos de esta zona sobre los problemas de accesibilidad a los que se enfrentan.

A raíz de la trascendencia adquirida por los problemas de barreras arquitectónicas de la calle Calzada –evidenciados por las dificultades para acudir cada día a fisioterapia por un vecino de esta calle– hechos de los que se hacía eco la pasada semana LucenaHoy y que, posteriormente, han publicado otros medios, como Canal Sur,  el Ayuntamiento de Lucena y la Asociación de Minusválidos Frasquito Espada (AMFE), han consensuado un comunicado conjunto en el que destacan que el consistorio "lleva años apostando, y lo seguirá haciendo, por una ciudad libre de barreras arquitectónicas, para lo que se creó Caebault, una comisión de accesibilidad".

Según la nota de prensa, difundida hoy por la edil de Comunicación, Araceli Bergillos, "las actuaciones en materia de accesibilidad se priorizan a través de la Caebault en función de las necesidades globales de la ciudad y estas decisiones no se toman condicionadas por casos individuales, sino globales, y en todo caso se tendría en cuenta a familias que se encuentran en situación de movilidad reducida permanente".

El comunicado señala asimismo que "en ningún momento quiere decir que la situación de este ciudadano no importe al Ayuntamiento de Lucena, sino que los casos se resuelven en una comisión y por prioridad y aún este caso no está sobre la mesa". Además, se señala que, como recalcó José Cantizani, concejal delegado de Movilidad, en el último pleno ordinario celebrado el pasado 27 de septiembre, "esa calle en concreto tiene una pendiente natural que no haría posible tomar medidas temporales, sino integrales, que no serían tan rápidas como la recuperación de este señor; unos trabajos complejos".

Por su parte, AMFE indica que "siendo conscientes de las necesidades del vecino Antonio Marín, considera que las actuaciones en mejora de la accesibilidad se deben realizar con una finalidad de universalidad, es decir, las obras en materia de accesibilidad deben ser integrales para cada vecino de la ciudad pueda disfrutar de la misma sin importar sus circunstancias personales, físicas, sensoriales o de cualquier índole".

Por último, desde el Ayuntamiento de Lucena, se asegura que "se lleva trabajando mucho tiempo, día a día, en la accesibilidad y lo seguiremos haciendo para que cualquier ciudadano pueda llegar a todos los rincones de nuestra ciudad, pero siempre como se ha dicho anteriormente, teniendo en cuenta que la accesibilidad se lleva a cabo de forma global y no individual".

Por otra parte, Bergillos reiteró que el ayuntamiento no contempla ninguna medida provisional en esta calle, "ya que podría suponer un peligro para oros ciudadanos y causar accidentes" y que cualquier rampa temporal incumpliría la normativa vigente sobre este tema.