• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

DÉCIMAS JORNADAS DE LA ASOCIACIÓN DE MINUSVÁLIDOS FRASQUITO ESPADA

AMFE reclama una educación normalizada y respeto a las aspiraciones e intereses individuales de cada persona

El Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se conmemora anualmente el 3 de diciembre, se adelantaba este viernes en Lucena con el acto central de las décimas jornadas de AMFE, que entregó sus premios anuales

Representantes de AMFE y premiados en las X Jornadas de Discapacidad.
Representantes de AMFE y premiados en las X Jornadas de Discapacidad.

En la segunda década del siglo XXI y en el anochecer del año 2016, la Asociación de Minusválidos Frasquito España prosigue reivindicando el cumplimiento de la normativa vigente, para evitar la discriminación y lograr mayor participación de los ciudadanos con discapacidad en la sociedad; la identificación de los distintos tipos de discapacidad y el avance en la investigación, la planificación de los recursos y acciones a desarrollar; una educación óptima y normalizada; instrumentos de apoyo y mediación en el empleo; y el respeto a las aspiraciones e intereses individuales de las personas con discapacidad.

El Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se conmemora anualmente el 3 de diciembre, se adelantaba este viernes en Lucena con el acto central de las décimas jornadas de AMFE. El alcalde de Lucena, Juan Pérez; la edil de Servicios Sociales, Teresa Alonso; y Juan de Dios Vallecillo, presidente del colectivo local, presidieron la inauguración en el salón de plenos de la Casa Consistorial.

A continuación, se realizó un recorrido virtual por la nueva web www.asociacionamfe.org y se proyectó el cortometraje Un ascensor para Romeo. Después, a las 20:25 horas, Juan de Dios Vallecillo procedió a leer el manifiesto “a favor de los derechos de las personas con algún tipo de discapacidad”.

El programa incorporaba una conferencia pronunciada por Gonzalo Rivas, director general de Personas con Discapacidad en la Consejería de Salud y Bienestar Social de la Junta de Andalucía. En su ponencia, reivindicó “la normalidad o el derecho a la mediocridad” porque se opuso a “pasar de la conmiseración a la heroicidad” y defendió que “el lenguaje se acerque a lo que quiere designar”. Por otro lado, expuso que “no se puede asimilar discapacidad con enfermedad, y dependencia no es lo mismo que discapacidad, al contrario sí, quien tiene dependencia tiene discapacidad, pero no al revés”. En todo caso, “en la enfermedad, uno lucha o se defiende desde el interior, pero cuando hablamos de discapacidad, nos enfrentamos con los semejantes; y la discapacidad es un complemento circunstancial, un estado civil, en absoluto tiene que condicionar la persona”.

Finalmente, se refirió al proyecto de Ley Andaluza de Personas con Discapacidad, aprobada este mismo año. “Hay antecedentes obvios, en España contamos con unos derechos en la Constitución Española, Estatuto de Autonomía y leyes transversales de Educación y Sanidad y las propias de la discapacidad”. No obstante, “con esta ley pretendemos dar un nuevo marco de actuación que recoja verdaderamente y haga que los principios pasen del estrado a la calle y disponer de un nuevo cuerpo normativo”. Dos cuestiones resaltó para concluir: “la accesibilidad universal y los apoyos individualizados”.

La intervención de Gonzalo Rivas antecedió a la entrega de los cuartos premios sobre la discapacidad que concede AMFE. En la categoría de personas, a título individual, se reconoce “por la ayuda prestada a la asociación” a Emiliano Sánchez Aceta, conserje del CEIP El Valle; Carlos Villa Sánchez, exconcejal de Servicios Sociales y funcionario de la Seguridad Social; y a Antonio Lara Arjona, expresidente de AMFE.

De igual forma, se galardonó a entidades “por los méritos contraídos a lo largo de estos años, al colaborar con niños y mayores, contribuyendo a la atención a personas con discapacidad y sus cuidadores”. La junta directiva de AMFE ha elegido a la Asociación Comarcal Pro Personas con Discapacidad Psíquica Virgen de Araceli (AMARA), Aventura Vertical y la Fundación Cajasur. Y en el apartado de comercio accesible, se distingue a Yabok, Farmacia Jodral y al Ilustre Colegio de Abogados de Lucena porque “han realizado obras en locales comerciales para contribuir a favorecer una ciudad para todos y un comercio accesible”.