• Miércoles, 26 de Abril de 2017

COMPARECENCIA EN LA SALA DE PRENSA DEL AYUNTAMIENTO

Dalda se opone a que Paco Huertas participe en la comisión para la compra del palacete barroco de la calle Condesa Carmen Pizarro y se abonen más de 350.000€ por el mismo

No obstante, Vicente Dalda considera “legítimas y lógicas” las pretensiones, más elevadas, de los propietarios del inmueble.

Vicente Dalda, concejal en el Ayuntamiento de Lucena.
Vicente Dalda, concejal en el Ayuntamiento de Lucena.

El concejal no adscrito Vicente Dalda se ha mostrado disconforme con que el portavoz del PP y profesional inmobiliario, Paco Huertas, forme parte de la comisión negociadora elegida por las distintas formaciones del Ayuntamiento para consensuar un precio final con los titulares de la propiedad emplazada en la calle Condesa Carmen Pizarro 8, que el consistorio está obligado a adquirir dado su alto grado de protección, con objeto de incorporarla al patrimonio de la ciudad.

En su intervención, ha sostenido que no considera “ético ni estético, políticamente” que Huertas participe en esta comisión. Esta semana José Cantizani, concejal de Urbanismo, y Paco Huertas, han recibido autorización de los partidos –todos respaldaron esta propuesta, a excepción de Dalda- para mantener conversaciones y reuniones con la parte vendedora. Vicente Dalda ha apelado a la Ley del Régimen Jurídico del Sector Público para oponerse a que el líder popular se implique en esta cuestión.

Por otra parte, Dalda ha manifestado su negativa a que el ayuntamiento desembolse una cantidad superior a 350.000 euros por el citado edificio. El consistorio mantiene en estos momentos una negociación similar a la mantenida con anterioridad para la adquisición de los 'alfolíes' ducales ubicados en el Paseo del Coso –popularmente denominados como La Tercia–, propiedad que tiene continuidad en el inmueble de la calle Condesa Carmen Pizarro y cuyo precio de compra ascendió finalmente a 700.000 euros, incluida una cochera ajena al edificio histórico y que da acceso al mismo.

Vicente Dalda indicaba que tanto una valoración de la Gerencia de Urbanismo del año 2013 como varios expertos consultados por él  coinciden en que el montante global debería situarse en un máximo de 350.000 euros, en tanto que las previsiones del Ayuntamiento rondan los 600.000 euros. No obstante, Vicente Dalda ha calificado de “legítimas y lógicas” las pretensiones económicas más elevadas de los propietarios del inmueble, dotado de 457 metros construidos, distribuidos en tres plantas, y cuya fecha de ejecución se remonta a los siglos XVI y XVIII, según figura en la ficha urbanística del mismo.