• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

IGUALDAD

25-N: Laurel y velas para recordar a las mujeres asesinadas a manos de sus parejas en el Día contra la Violencia de Género

Tras el acto en el Palacio Erisana y bajo la lluvia, las representantes de las distintas asociaciones depositaban una corona de laurel en memoria de todas las mujeres asesinadas en lo que va de año junto a un monolito ubicado en los jardines de la Plaza de San Miguel.

Las asociaciones de mujeres depositaron una corona de laurel en recuerdo a las mujeres asesinadas junto a un pequeño monolito instalado en la plaza de San Miguel.
Las asociaciones de mujeres depositaron una corona de laurel en recuerdo a las mujeres asesinadas junto a un pequeño monolito instalado en la plaza de San Miguel.

La delegación de Igualdad quiso recordar ayer a las casi cuarenta mujeres que en lo que va de año han sido asesinadas a manos de los hombres con los que mantuvieron una relación sentimental.

Los colectivos de mujeres de nuestra ciudad y un centenar de mujeres y hombres quisieron sumar su presencia al recuerdo de las víctimas de esta lacra social en la que se ha convertido la violencia machista y en general cualquier violencia ejercida en el ámbito familiar, de la que cada vez con más frecuencia son también víctimas mortales los hijos e hijas.

El acto central de este Día Internacional contra la Violencia de Género, celebrado finalmente en el Palacio Erisana debido a la lluvia, era abierto por Mar Morales, que aseguró que estas actividades deben servir para concienciar a la sociedad sobre la necesidad de actuar ante los 'asesinos', de hacer frente común frente a cualquier tipo de violencia machista, mientras que el alcalde, Juan Pérez, dio lectura al manifiesto realizado por los colectivos femeninos de nuestra ciudad, y en el que volvía a ponerse de manifiesto la firme repulsa de este tipo de violencia por el conjunto de la sociedad lucentina y la necesidad de mantener las estructuras de apoyo a las víctimas y prevención y educación, como única forma de erradicarlas.

La parte más emotiva del acto llegaba con la presencia de las distintas asociaciones de mujeres sobre el escenario para dar lectura a la larga lista de mujeres asesinadas este año a manos de sus parejas, portando una serie de mensajes relativos a este problema.

El acto se cerraba con una performance de la escuela de baile Paradise, en la que los bailarines pidieron la colaboración activa del público, que siguió el espectáculo mediante una serie de indicaciones de la narradora, intentando mediante acciones como poner un trozo de adesivo en los labios crear sensaciones que recordasen la realidad de cada mujer víctima de malos tratos, para las que el único denominador común es el horror de la vida diaria cerca de su agresor.

Finalmente, bajo la lluvia, las representantes de las distintas asociaciones depositaban una corona de laurel en memoria de todas las mujeres asesinadas en lo que va de año junto a un monolito ubicado en los jardines de la Plaza de San Miguel, junto al árbol plantado el pasado año con el mismo motivo.