• Miércoles, 22 de Noviembre de 2017

FERIA DEL VALLE 2017

Mar Morales: “Será una feria con muchas novedades pese a que el presupuesto sigue siendo prácticamente el mismo que en años anteriores”

"¿Traer grupos más conocidos?. Supondría incrementar el presupuesto de forma muy importante y el presupuesto lleva varios años siendo el mismo. La crisis ha determinado otras prioridades y de momento tenemos que seguir trabajando con el mismo dinero, muy por debajo de otras localidades cercanas de similar o inferior tamaño

Mar Morales, concejal de Fiestas del Ayuntamiento de Lucena
Mar Morales, concejal de Fiestas del Ayuntamiento de Lucena

A solo unas horas del encendido oficial del alumbrado especial de feria, hablamos con la máxima responsable de la Feria del Valle, Mar Morales sobre los aspectos más destacados de la misma. La edil de Fiestas destaca novedades como la nueva caseta joven sin alcohol o la ampliación del horario de la feria de día

-¿Cuáles son las principales novedades que veremos este año en la Feria del Valle?

- Sin duda, el hecho más noticiable es que por fin se producirá el traslado definitivo del grueso de la feria al Recinto Ferial nuevo, que ya estrenamos en San Francisco. También hemos incrementado nuevamente el horario de apertura de las carpas que se instalarán en la zona de la Feria de Día, porque así lo ha reclamado la gente, de manera que estarán abiertas al público hasta las doce de la noche, contando con música en directo de forma continuada desde su apertura en torno a las 13:30 horas.

La caseta sin alcohol “Yo lo sé, Caseta Joven 00” es otra de las grandes novedades de esta feria. Vamos a tener una programación específica para ella, enfocada sobre todo a jóvenes entre 14 y 16 años que no pueden acceder a otras casetas, pero abierta por supuesto a todo aquel que quiera acceder a la misma. Esta caseta tiene la condición de que no vende ningún tipo de bebida alcohólica, por lo tanto, tampoco se podrá acceder con alcohol desde fuera.

Por otra parte, mantenemos una amplia programación de actuaciones musicales en la Caseta Municipal, y seguimos apostando porque las lucentinas –y también los lucentinos– acudan a la feria con el traje típico andaluz. Ya organizamos una pasarela flamenca como antesala de esta feria, precisamente con el objetivo de animar a la gente a recuperar esa tradición tan bonita. Y si no es con el traje completo, pues al menos con algún detalle o complemento típico de una Feria Real. En esta misma línea hemos arbitrado que todas las personas que acudan a las atracciones de feria con traje de flamenca o flamenco tendrán un descuento de 0,50 euros.

Finalmente, quiero destacar que, junto con el Centro Comercial Abierto hemos creado el “pasaporte a la feria”, un pasaporte que sellarán en las distintas casetas con cada consumición y que se une a otras iniciativas como la "quedada flamenca" que se celebrará el viernes. Entre todas aquellas personas que lo completen se sorteará un viaje, además de otros premios.

 

- Llevamos unos años con un presupuesto estancado, que no crece. ¿Hay cambios en este sentido?.

- Este año hemos crecido un poco, en torno a diez mil euros en el conjunto de la delegación, pero sigue siendo muy justo, prácticamente el mismo. La crisis ha determinado otras prioridades y de momento tenemos que seguir trabajando con el mismo dinero, muy por debajo de otras localidades cercanas de similar o inferior tamaño, pero con mucha ilusión para que el programa esté a la espera de lo que los lucentinos y quienes nos visitan esperan de una feria como la de Lucena.

 

- ¿Cómo afectará el traslado definitivo al nuevo recinto a las casetas tradicionales?

- Según lo que me han comentado, alguna de las casetas hará modificaciones para mejorar su orientación hacia el nuevo recinto, pero fundamentalmente de carácter decora-tivo. El éxito que está teniendo la Feria de Día también está animando a las casetas tradicionales a tener grupos en directo y potenciar también el horario de comidas. De momento no nos hemos sentado con las sociedades propietarias para estudiar el futuro de estas casetas, que será el que ellos deseen. Hay que recordar que aún tienen por delante muchos años de concesión, pero nos reuniremos con ellos tras la feria para ir planificando el futuro. 

 

- El año pasado los feriantes plantearon problemas para bajar al nuevo recinto. ¿Qué le han trasladado tras la toma de contacto que ha supuesto la feria San Francisco?

- Tengo que decir que la mayoría de ellos están contentos, les gusta el nuevo recinto, es mucho más amplio y a la gente, en general, también le ha gustado. Creo que va a ser una gran feria y el cambio va a ser muy positivo en todos los aspectos.

 

- Serán en total veinticuatro casetas y carpas. Son números muy altos que hablan del interés que despierta la feria, ¿no?

-  Es cierto. Incluso hemos tenido algunas solicitudes más fuera de plazo, pero pese a disponer de algún espacio adicional hemos decidido no aceptarlas. Además, es significativo que la práctica totalidad de los empresarios de casetas repiten, lo que parece indicar que la Feria de Lucena es un buen negocio y empezamos a levantar cabeza tras varios años de una crisis muy dura.

 

- En cuanto a la Caseta Municipal. ¿Alguna mejora destacable tras las obras realizadas el pasado año?

-Como bien dices, el año pasado se hizo una inversión importante. La Caseta está totalmente terminada tras esa remodelación integral que hicimos. Tendremos alguna novedad en cuanto a la decoración y seguiremos con las actuaciones, la ludoteca, etc. Queremos que siga la tónica de ser el punto de reunión de amigos y familiares.

 

- ¿Será la última feria de esta Caseta?

- Aún es pronto para decirlo. Es cierto que están en licitación las obras para crear la infraestructura que permita a partir del año próximo plantear un traslado a la zona baja del recinto, junto al auditorio, ya sea con una carpa o con una estructura  desmontable, pero es muy costoso. Habra que esperar para ver qué podemos hacer, pero con la tranquilidad de disponer de una caseta en perfectas condiciones de uso.

 

- Sra. Morales, es unánime el sentir de muchos lucentinos que reclaman grupos o solistas de más alto nivel en nuestra ciudad.

- Es una cuestión puramente económica. Traer grupos de más alto nivel supondría incrementar el presupuesto de forma muy importante. Como decía antes, es una cuestión de prioridades que tendremos que abordar en el seno del Ayuntamiento. En los últimos años se ha puesto el acento en las políticas sociales. El presupuesto de Fiestas lleva años estabilizado. Hacemos todo lo posible y llegamos a donde podemos.

 

- La convivencia del botellón con la feria es otro asunto conflictivo. Los empresarios se quejan. ¿Qué soluciones les ofrece el Ayuntamiento?

- Nuestra posicion sigue siendo la misma. Cambio de ubicación, limitación de horarios y más control del botellón y del consumo de alcohol por menores y programación específica para ellos. Prohibir estas concentraciones no se ha mostrado como una herramienta útil en ningun municipio.

 

- El año pasado las relaciones con la asociación de empresarios feriantes se tensaron mucho con motivo de la feria. ¿Se han normalizado?

- Todo está bien. Yo me he reunido con ellos ya. Para la Feria de San Francisco trasladamos la portada al nuevo recinto pero de común acuerdo hemos decidido que vuelva a su lugar tradicional, junto a la fuente, donde luce mucho más y actúa como reclamo. También vamos a permitir la instalación de algunos puestos en el entorno de la fuente situada frente a la Caseta Municipal para que actúen como nexo de unión con el nuevo recinto y posiblemente también se ubique en esa zona la caseta para la Asociación de Caballistas “Los Cabales”. Intentamos consensuar y favorecer los intereses de quienes vienen a la feria para trabajar.

 

- Tras varios años de trabajo, ¿Considera que la Feria de Día está ya definitivamente recuperada?

- Creo que hemos logrado recuperar una buena parte de la misma, pero falta un poquito más, que la gente se lo crea y se acostumbre. A la vista está que en estos dos años hemos pasado de un ferial prácticamente desierto a unas casetas llenas y un ambiente muy bonito. También las circunstancias sociales influyen. Es complicado que una familia baje a comer a la feria y luego vuelva por la noche y mucho más que lo haga varios días, pero vamos mejorando. Hay que seguir trabajando y hay que seguir apostando por la Feria de Día y porque se celebre en el Recinto Ferial, al menos esa es mi opinión.

 

- Aunque no dependa solo del Ayuntamiento, los toros son otra asignatura pendiente de nuestra feria.

Pues sí, aunque como indicas no depende de nosotros, sino de la empresa propietaria del coso taurino. Hemos estado a punto de tener cartel, parece que se ha buscado un nuevo empresario, pero a estas alturas no se ha concretado. Es un momento complicado. La presencia de los toros en el programa de la feria dependerá siempre de quienes promueven los festejos. Será lo que ellos decidan que sea.

 

- Alguna otra cuestión que desee añadir.

-Simplmente aprovechar las páginas de esta revista para desear a todos los lucentinos y lucentinas y a cuantos nos visiten en estos días que dusfruten de nuestra feria y que nos hagan llegar sus impresiones y sugerencias para que, en la medida de nuestras posibilidades, podamos seguir engrandeciéndola para que siga siendo cada verano la gran feria del sur de Córdoba.

 

(Entrevista incluida en el número 16 de nuestra revista ViveLucena. Especial Feria del Valle.)