PLENO MUNICIPAL

La oposición obliga a retirar el acto público de entrega de becas para material escolar y deportivo y solicita que las ayudas se entreguen de forma discreta e individualizada

El concejal no adscrito, Vicente Dalda, presentó por vía de urgencia una propuesta para que se suspendiese ese acto y las ayudas se entreguen de forma respetuosa con la Ley de Protección de Datos y sin que ninguna familia tenga que evidenciar ante el resto de asistentes su mala situación económica. Todos los grupos lo apoyaron.

Alumnos a las puertas de un colegio lucentino. (Archivo)
Alumnos a las puertas de un colegio lucentino. (Archivo)

La delegación de Educación tendrá que idear otro sistema para entregar las ayudas correspondientes a la convocatoria municipal de becas para material escolar y deportivo de cara al curso 2017/18, a las que el ayuntamiento destina una partida presupuestaria de 30.000 euros.

El acto público de entrega de las ayudas había sido anunciado por la concejal de Educación, Encarnación Camacho, para la tarde del próximo viernes, 29 de septiembre, en el salón de actos del Centro Municipal de Servicios Sociales, mediante citas conjuntas por niveles educativos. 

Ayer, el concejal no adscrito Vicente Dalda presentó por vía de urgencia una propuesta para que se suspendiese ese acto y la entrega de las ayudas económicas se lleve a cabo de forma individualizada, de forma respetuosa con la Ley de Protección de Datos y sin que ninguna familia tenga que evidenciar ante el resto de asistentes su mala situación económica. Dalda calificó el acto, que ya se celebró con igual formato el pasado año con asistencia del alcalde, Juan Pérez, como “espectáculo público” al que han de someterse las familias con escasos recursos económicos que reciben este tipo de becas.

Con Dalda mostró su total acuerdo el portavoz de IUCA, Miguel Villa, que indicó que "es totalmente inaceptable, inadecuado y fuera de lugar que se convierta en un acto público esta entrega de ayudas, convirtiéndolo en un acto de caridad". Por su parte, el portavoz del PP, Paco Huertas, manifestó que "actos que deben estar dotados de una tremenda sensibilidad no deben hacerse públicos".

El regidor lucentino, Juan Pérez, aseguraba que tras este acto "no hay ninguna mala intención, ni es obligatorio asistir", aunque "entiendo que tienen razón", mientras que la concejal de Educación, Encarnación Camacho, explicó que, lejos de cualquier tipo de matiz electoralista o político, el hecho de reunir a todos los beneficiarios obedece a razones de funcionalidad, ahorro de tiempo y de resolver de forma conjunta las dudas que pudiera plantear el procedimiento. El PSOE también dio su apoyo a la propuesta y buscará otra fórmula para entregar las notificaciones.

A través de este programa recibirán ayudas 374 alumnos, de los que 81 corresponden a Secundaria, 194 a Primaria y 99 a Educación Infantil. El ayuntamiento entrega directamente a las familias 120 euros por alumno de Infantil, al estar este grupo excluido del programa de gratuidad de libros de la Junta de Andalucía, y 60 euros por beneficiario en Educación Primaria y Secundaria para los gastos escolares previamente estimados desde los centros educativos, cuantía que posteriormente deben justificar las familias.