PSOE LUCENA

La Fiscalía archiva la denuncia de Dalda sobre un presunto uso de fondos municipales para pagar las campañas electorales del PSOE

Con esta decisión la Fiscalía resta valor a las reiteradas denuncias sobre presuntas irregularidades en la financiación de las campañas de las municipales de 2007 y 2011 hechas públicas por el exsecretario de Organización de la Agrupación Local del PSOE de Lucena, Antonio Sánchez Villatoro.

Casa del Pueblo del PSOE de Lucena
Casa del Pueblo del PSOE de Lucena

La Fiscalía Anticorrupción ha archivado por "no haber indicios de delito" la denuncia que presentó en noviembre de 2016 el concejal del Ayuntamiento de Lucena Vicente Dalda –entonces todavía en el grupo Andalucía Entre Todos Lucena–, sobre el presunto uso de fondos municipales para financiar parte de las campañas electorales del PSOE local de los años 2007 y 2011.

Según han informado a Europa Press fuentes del Ministerio Público, el archivo se ha producido en base a que "los hechos expuestos no constituyen delito de financiación ilegal de partido, toda vez que no cuenta con los requisitos del tipo penal", al tiempo que han destacado que "la documentación aportada acredita que las asignaciones realizadas al Grupo Socialista del Ayuntamiento de Lucena han sido destinadas para el funcionamiento del grupo".

En cualquier caso y "para el supuesto que por otra vía se acreditase que las asignaciones han sido destinadas a financiar los gastos de campañas electorales", según la Fiscalía, "no constituiría ilícito alguno, sino tal vez pudiera constituir una vulneración de la Ley sobre Financiación de los Partidos Políticos, cuya competencia corresponde al Tribunal de Cuentas".

Al respecto, Vicente Dalda hacía constar en la denuncia que pudieran existir "sospechas razonables de que las prácticas corruptas siguen practicándose", de ahí que lo pusiera en conocimiento del fiscal por si pudiera constituir la supuesta comisión de un delito continuado de corrupción en la Administración Pública y financiación ilegal de partidos políticos.

Los gastos de funcionamiento

En concreto, los hechos se refieren a los fondos que cada ayuntamiento paga a los diferentes grupos políticos con representación en el pleno para hacer frente a sus gastos de funcionamiento. Un dinero que tiene una parte fija y otra variable según el número de concejales logrados. De forma semestral ahora y antes anual, estos gastos deben justificarse ante los servicios de Intervención.

En este sentido, Dalda relataba en su denuncia que "la Ley señala claramente que las asignaciones de los ayuntamientos a los grupos municipales son para el funcionamiento del grupo y no para otros fines diferentes", a lo que añade que esta presunta práctica detectada en el PSOE de Lucena consistiría "en desviar estos fondos para otros fines", en este caso la financiación de gastos derivados de las citadas campañas electorales, mediante el pago de un préstamo suscrito por varios ediles para dicho fin con posterioridad a la celebración de los comicios.

Así, el edil aportaba una serie de documentos al fiscal que provienen de sendos escritos que el exsecretario de Organización de la Agrupación Local del PSOE de Lucena, Antonio Sánchez Villatoro, y otros cuatro miembros de esa dirección enviaron a la dirección provincial del partido.