• Sábado, 10 de Diciembre de 2016

COMPARECENCIA CONJUNTA EN EL AYUNTAMIENTO DE LUCENA

Los alcaldes de Lucena y Encinas Reales, UGT y CECO exigen a la Junta que acredite a la Escuela de la Madera como Centro de Referencia Nacional

Una petición que se solicitó en el año 2010 y cuya paralización, según afirmaron los intervinientes, solo responde a cuestiones “burocráticas y administrativas”

Francisco Muñoz, Juan Pérez, Gabriel González y Vicente Palomares.
Francisco Muñoz, Juan Pérez, Gabriel González y Vicente Palomares.

Los primeros ediles de Lucena y Encinas Reales, Juan Pérez y Gabriel González; el secretario general de UGT en Córdoba, Vicente Palomares; y Francisco Muñoz, en representación de los empresarios de la madera de Córdoba y de Andalucía, han demandado a la Junta de Andalucía la firma urgente del convenio que certifique a la Escuela de la Madera de Encinas Reales como Centro de Referencia Nacional. Una petición que se solicitó en el año 2010 y cuya paralización, según afirmaron los intervinientes, solo responde a cuestiones “burocráticas y administrativas”, argumentando el Ejecutivo regional para el retraso el recorrido de las competencias que afectan al antiguo Cemer por distintas consejerías.

El regidor lucentino, Juan Pérez, resaltaba que en nuestra región conviven “cuatro grandes áreas”, tales como el mármol, la joyería, la artesanía y la madera. Y esta última, “sobre todo desde la desaparición del Centro Tecnológico del Mueble de Andalucía, viene focalizada y centralizada en lo que era el Cemer y ahora Escuela de la Madera”.

En la sala de prensa de la Casa Consistorial de Lucena, Pérez señalaba que este centro se instauró en el año 1993 y que en sus instalaciones “prestan servicio 25 profesionales altamente cualificados” y subrayaba su relevancia “como elemento vertebrador de la economía lucentina y de la comarca”, en el ámbito, naturalmente, de la madera.

Así, defendía que “la acreditación como Centro de Referencia Nacional favorecería aún más la especialización, la cualificación e innovación de nuestras empresas”.

A su izquierda, el alcalde de Encinas Reales, Gabriel González, valoraba la reivindicación “como una necesidad urgente” para su municipio su entorno, principalmente “para el sector de la madera tan castigado durante años”.

Entre las ventajas y avances que conllevaría la rúbrica del documento requerido, aludía a la innovación, experimentación, competitividad y calidad, además de “dar respuesta a los cambios de demanda de cualificación de los sectores productivos”. González Barco detallaba que un Centro de Referencia Nacional “adecúa la oferta de formación a las necesidades de mercado, colabora con organizaciones empresariales y sindicales y establece vínculos con instituciones, agencias de cualificación autonómicas en el ámbito estatal, universidades, centros tecnológicos de investigación y centros de formación profesional”. En resumen, significaría que Andalucía, Córdoba, Lucena y Encinas Reales se situarían “como líderes a nivel sectorial y referentes en toda España”. Y terminaba aseverando que “es indispensable que la Administración Andaluza agilice al máximo la firma del convenio porque no podemos consentir que trámites burocráticos y administrativos se conviertan en un lastre e impedimento”.

A continuación, Vicente Palomares, secretario general de la Unión General de Trabajadores, califica de “vital” la alianza de los Consistorios, su sindicato y la patronal para “volver a poner al sector de la madera de Lucena en su sitio, donde estaba antes de la crisis”. En este objetivo, “necesitamos elementos que marquen que Lucena es una zona de creación de mueble diferenciada del resto”.

Asimismo, puntualizaba que “está todo el trabajo hecho, no hay que hacer nada, solo la firma de un convenio” y entendía como “lamentable” la coyuntura. Exhortaba a la Junta a “ponerse las pilas” porque no comprende la paralización cuando “vamos a recibir financiación estatal ya que la Administración General garantiza los recursos económicos suficientes para el desempeño de las funciones asignadas a los centros de referencia nacional y facilitará las inversiones requeridas para la actualización de los equipamientos necesarios”. Y añadió que “de alguna forma no estamos permitiendo que entre financiación estatal”. Por último, incidía en que todo redundaría en “vertebrar el sistema productivo local, que no lo está, ni tampoco afinado”.

En último lugar, Francisco Muñoz, empresario local, vicepresidente de la Asociación de Empresarios de la Madera de Córdoba y enviado de la Federación de Asociaciones de Madera de Andalucía, pedía al Servicio Andaluz de Empleo que impulse la validación del convenio entre la Secretaría General de Educación y Formación Profesional y la Escuela Taller de la Madera de Encinas Reales”.  Desde su perspectiva, afirmaba que siempre “ha habido una cooperación ý coordinación muy estrecha entre la escuela taller y el empresariado de la madera, desarrollando importantes proyectos” y cifraba en un 90” “la recolocación del alumnado”.