Martes 14.08.2018

EDUCACIÓN

La oposición ratifica en el pleno su oposición a que el ayuntamiento pague las obras del comedor

El pleno ha deparado un radical enfrentamiento de posturas y un cúmulo de reproches entre el equipo de gobierno y el bloque de la oposición. Ahora resta por conocer que camino tomará la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, que ya ha ofertado el comedor.

La oposición ratifica en el pleno su oposición a que el ayuntamiento pague las obras del comedor

El ayuntamiento de Lucena no pagará las obras de adaptación del comedor escolar del Colegio Virgen de Araceli. Así lo han decidido a medio día de hoy todos los grupos de la oposición, incluido el concejal independiente Vicente Dalda, tras aprobar en el pleno extraordinario convocado a tal efecto la moción presentada por PP, Ciudadanos e IU, por la se comunicará a la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, "la negativa del consistorio a asumir con cargo a los presupuestos municipales los costes de la puesta en funcionamiento del comedor". En la misma moción se propone a la administración andaluza, como alternativa a la financiación de los trabajos, valorados en casi 150.000 euros, la firma de un convenio de colaboración por el que el Ayuntamiento adelantaría el coste de los trabajos y la Junta se obligaría "a devolver dicho coste completo a las arcas municipales" con posterioridad.

A estos dos puntos se ha sumado un tercero, a petición de Vicente Dalda, interesando el pronunciamiento de la Federación de Asociación de Madres y Padres de Alumnos "Surco" y de los directores del conjunto de centros educativos de la ciudad, sobre la necesidad de priorizar esta actuación sobre otras necesidades educativas, si bien, dicho informe no limitará el desarrollo de los dos primeros, según han manifestado al término de la sesión los portavoces del PP y de IUCA, en contra de lo indicado por el propio Dalda.

El pleno ha deparado un radical enfrentamiento de posturas y un cúmulo de reproches entre el equipo de gobierno y el bloque de la oposición, que ha venido precedido de una rueda del prensa del PSOE en la que Juan Pérez y la edil de Educación, Encarnación Camacho, han argumentado que el fondo de este debate no es una cuestión de política partidista, sino de oportunidad –la de tener este mismo año un comedor escolar en este centro educativo– y que si el ayuntamiento rompe el acuerdo al que en febrero llegó el alcalde con la Consejería "serían los padres los que paguen los platos rotos, tras haber formalizado ya en este centro la escolarización de sus hijos pensando que iban a tener comedor escolar", según indicó Juan Pérez, que volvió a asegurar con vehemencia que él "no ha engañado a nadie" en este tema, que el comedor "es un equipamiento social y fruto de nueve años de trabajo de la comunidad educativa del centro y de la corporación"; que no hay agravio comparativo con otros municipios en los que la Junta ha asumido las obras y el servicio por no existir otros comedores; que desconocía el coste final de la actuación cuando planteó a la Junta que el ayuntamiento se haría cargo de los trabajos y que, en definitiva, "se está perdiendo una oportunidad y un tiempo precioso para que el colegio pueda disfrutar de este servicio de cara al próximo curso lectivo".

Por su parte, la concejal de Educación, Encarnación Camacho, calificó la iniciativa de la oposición como "una moción trampa, una propuesta para paralizar y hacer inviable algo que ya habían conseguido los padres con su persistencia". Camacho aseguró "con datos", que es falso que la Junta de Andalucía "tenga abandonada a Lucena" en materia educativa, relacionando las distintas inversiones realizadas en los últimos años. "Solo en los colegios hay 513.570 euros invertidos en obras, equipamiento y mobiliario en 2017 y 492.000 euros para este año contando obras en dos colegios más un aula en el IES Marqués de Comares para ciclos formativos", destacó Encarnación Camacho, que añadió que en el curso 2016-17 asistieron a los cinco comedores escolares existentes en Lucena 630 alumnos, con un coste de 4,38 por niño y día.

Para Camacho "ha sido la oposición la que ha jugado sucio con su silencio en dos meses, el cambio de voto de la comisión de abril y actuando conjuntamente en el último momento". La concejal de Educación mostró sus dudas acerca de si el cambio de opinión de los grupos de la oposición ha sido "por ignorancia o por mala fe", aunque cree que han actuado "anteponiendo sus intereses partidistas a los de la ciudadanía, con un deseo de perjudicar al alcalde y abrir un frente de oposición a la Junta de Andalucía". Los mismos argumentos los repitió Encarnación Camacho en el pleno dos horas después.

LOS ARGUMENTOS DE LA OPOSICIÓN

Ya en el pleno, Vicente Dalda señaló que la decisión unilateral del alcalde de llegar a un acuerdo con la Consejería de Educación rompe el consenso mantenido hasta ahora por todos los grupos sobre temas educativos y no ha contado siquiera con la opinión de  "Surco" y de los directores del conjunto de centros educativos de la ciudad, por lo que solicitó que se cuente con la opinión de ambos colectivos antes de adoptar cualquier decisión. Finalmente Dalda logró incluir su petición en la moción tras un receso al que no acudieron los portavoces de PSOE e IU y al que se sumó el del PP en el último momento. Y es que, por una vez, Vicente Dalda podía decantar el sentido de la votación al no estar en el pleno la concejal del PP María de la O Redondo, lo que podía deparar un empate a diez votos si el concejal independiente apoyaba al PSOE, permitiendo a esta formación ganar la votación con el voto de calidad del alcalde. Dalda tenía "la llave" de la votación y así lo hizo ver al resto de grupos con un significativo gesto.

Más allá de la anécdota, Miguel Villa (IUCA) reiteró que la propuesta elevada al pleno por la oposición "pretende hacer justicia con Lucena, porque la Junta nos maltrata en términos políticos y como ciudad" y representa "una cuestión de dignidad como ciudadanos, que no es otra que decirle a la Junta que es responsable de hacer frente a sus competencias". Para Villa la situación actual "no es culpa de la oposición, sino del alcalde, que asumió unas competencias que sabía que no tenía, sin proyecto, sin presupuesto, con buena voluntad pero sin tener facultades para ello, sin buscar el consenso con el resto de grupos".

Para Purificación Joyera, portavoz de Ciudadanos, en este tema se distinguen dos momentos, uno, inicial, con el compromiso unilateral del alcalde sobre una obra de escasa cuantía "asumible pese a no ser una competencia del ayuntamiento" y otro, posterior, al mantener su propuesta tras conocer que el coste se acercaba a los 150.000 euros. "Pero además no remiten en su error y sacan pecho", indicó Joyera, añadiendo en respuesta a Camacho que "trampa ha sido la que han puesto ustedes al colegio y al resto de la corporación y las trampas, en minoría, es difícil que salgan". La portavoz de Ciudadanos pidió al PSOE "un plan de ciudad" que permita al ayuntamiento "marcar los plazos en función de las necesidades" en lugar de ir a remolque de las peticiones de cada colectivo. 

Por su parte, Rosario Valverde, actuando como portavoz del PP, manifestó que "este proyecto no corresponde ejecutarlo al ayuntamiento", acusando al equipo de gobierno de "manipular a la comunidad educativa del centro". Para Valverde "el comedor es bueno pero no es prioritario, y si por la dejadez de la Junta nos vemos obligados a asumir todas estas carencias, tendremos que priorizarlas mediante el consenso". La portavoz popular añadió que "se ha hecho un mal planteamiento de este tema desde el principio y se ha dado información falsa o incompleta".

Ahora resta por conocer que camino tomará la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, que ya ha ofertado el comedor. Juan Pérez avanzó en rueda de prensa que, en su opinión, si el ayuntamiento no paga las obras no habrá comedor: "La Junta tiene ya su planificación hecha. La obra es una inversión  y este comedor no está en su planificación de inversiones. Si ropemos el convenio la Junta no estará obligada a cumplir con su parte del acuerdo", expuso el alcalde de Lucena.