BODAS CIVILES

Dalda asegura que la actual ordenanza de bodas civiles genera inseguridad en cuanto a la reserva de fechas para los enlaces matrimoniales

El edil lucentino también ha pedido que las bodas civiles también puedan celebrarse en el Castillo o la Casa de los Mora. Actualmente solo están permitidas en el Palacio de Santa Ana o el Salón de Plenos.

vicente dalda1
vicente dalda1

El concejal no adscrito Vicente Dalda solicitará que se modifique parcialmente la ordenanza municipal que regula las bodas civiles para garantizar a los futuros contrayentes la plena disponibilidad de las fechas que fijen para su enlace matrimonial. Según Dalda, el articulado de la ordenanza permite reservar los espacios habilitados para este fin –el Palacio de los Condes de Santa Ana, el salón de plenos o la sala de alcaldía– con muchos meses de antelación, pero dicha reserva no se confirma hasta que se entrega la documentación exigida que otorga el Juzgado, documentación que solo puede obtenerse en fechas cercanas a la  celebración del enlace. Así, según Dalda, puede ocurrir que una pareja que haya reservado una fecha en 2019 pueda encontrarse con que otra que llegue más tarde entregue la documentación exigible con anterioridad para esa misma fecha y pierdan su reserva. 

Así, Dalda solicita que se incluya en la ordenanza que la reserva de fecha solo surta efecto si cuatro meses antes de la fecha fijada se presentan los documentos. 

Además, el edil lucentino ha pedido que este tipo de eventos se puedan desarrollar indistintamente en el Castillo, la Casa de los Mora o el Palacio de los Condes de Santa Ana y también se habiliten los domingos para este fin. Dalda indicó que "según la ordenanza los domingos no se puede casar nadie y los sábados solo es posible celebrar una boda por la mañana –de 11 a 13 horas– y otra por la tarde –de 18 a 20 horas–.

Además, señaló que la norma indicaba que el mes de agosto sería inhábil para la celebración de bodas, pese a ser uno de los preferido por las parejas para celebrar su enlace matrimonial, aunque finalmente ese periodo se redujo a 15 días a petición de Dalda.