Víctor Haro, del IES Juan de Aréjula, un lucentino en el 'olimpo' de los estudiantes cordobeses con mejor expediente

El estudiante del IES Juan de Aréjula recibe el Premio Extraordinario de Bachillerato, galardón está dotado con 500 euros que le permitirá estar exento de pagar las tasas del primer curso en universidades públicas andaluzas

Bachillerato
Bachillerato

La delegada de Educación de la Junta de Andalucía en Córdoba, Esther Ruiz, ha recibido este jueves a los siete estudiantes de la provincia distinguidos con el Premio Extraordinario de Bachillerato tras la realización de las pruebas que tuvieron lugar hace unas semanas, galardón que está dotado con 500 euros.

Al respecto, Ruiz ha destacado el orgullo que suponen estos jóvenes para la comunidad educativa de la provincia y para otros estudiantes, puesto que son "un ejemplo vivo de que el esfuerzo tiene su recompensa", siendo reconocidos este curso por la Junta de Andalucía en toda la comunidad autónoma 68 estudiantes.

Este año han concurrido a esta convocatoria 163 jóvenes de la provincia (todos han de tener una calificación media de Bachillerato igual o superior a 8,75 puntos), y entre los siete ganadores del presente curso se encuentra el lucentino Víctor Haro, alumno del IES Juan de Aréjula, que ha cursado la modalidad de Ciencias. Haro acompaña a otros seis estudiantes cordobeses: Fernando Álvarez, del IES Alhaken II; David Dobao, del IES Ángel de Saavedra; y María Elena Garrido, del Colegio Sagrado Corazón; Agustín Martín, del Colegio La Salle; Alejandro Padillo, del IES Aguilar y Eslava (Cabra); y Dolores Ruiz, del Colegio Sagrado Corazón.

Los Premios Extraordinarios de Bachillerato se inscriben en el expediente y en el historial académico del alumnado y le faculta para concurrir a los Premios Nacionales de Bachillerato, además les permite estar exento de pagar las tasas del primer curso en universidades públicas andaluzas.

La responsable de Educación ha felicitado a los jóvenes, que han estado acompañados en el acto por sus familiares y los directores de sus centros, y los ha calificado de "excelentes y extraordinarios". Igualmente ha valorado el esfuerzo personal, el trabajo diario y la dedicación al estudio que supone lograr este galardón. Asimismo, Ruiz no ha querido olvidar el papel fundamental que juega también en este éxito el profesorado y las familias.