• Miércoles, 13 de Diciembre de 2017

OPINIÓN

OPINIÓN "Algo está cambiando en Lucena", por Vicente Dalda García-Taheño

En mi modesta opinión, algo esta cambiando en Lucena. Me refiero a que los partidos mayoritarios en el Ayuntamiento han celebrado sus elecciones de partido a nivel local con una gran participación y no, como en casos anteriores con lista única, tanto PP y PSOE han tenido otras alternativas, amén de las listas oficialistas. Es bueno que existan alternativas en nuestra Ciudad, empezando a nivel interno en los partidos con más tradición  y que la propia militancia se exprese y no se alinee con el “pensamiento único oficial”. En la política se debe estar para cambiar-mejorar los asuntos que atañen a los vecinos y en Lucena llevamos años con “más de lo mismo” se hace necesario un cambio, sin estridencias, para avanzar en el desarrollo de nuestros vecinos y hacer una Ciudad donde socialmente seamos más solidarios, económicamente tengamos más actividad, predomine el imperio de la Ley, el Ayuntamiento sea del vecindario y para el vecindario y no del continuismo de unos cuantos. Sin duda esta situación ha llevado al desencanto de los vecinos de Lucena, y solo un dato para ilustrarlo, la participación de los últimos comicios locales fue del 57% frente al 65% de media de la provincia de Córdoba y también del conjunto de los municipios de España, contrasta con la participación en Lucena en las elecciones autonómicas 63% y en las generales 68% en línea con la media española.

Julian Ranchal (PP) y Rocio Roldan (PSOE), personas a las que personalmente conozco y tengo en gran estima, y aun cuando están en opciones diferentes, coinciden en su entrega, vocación y valentía al decidir presentarse como opciones “no oficialistas” en sus respectivos partidos a nivel local. Desde estas líneas les pido que continúen en su afán de cambiar-mejorar las cosas en nuestra Ciudad, con un 38,6% y un 27,8% de apoyos respectivamente entre sus afiliados, han sabido alzar su voz y sin duda ser escuchados en sus partidos y que sinceramente, por el bien de nuestros vecinos, deseo y espero sean tenidas en cuenta sus propuestas por sus partidos de forma generosa.

Aún queda más de un año, mayo del 2019, para las próximas elecciones locales y desde aquí hago un llamamiento a mis vecinos a que reflexionen sobre su próxima participación, en nuestro sistema el ir a votar es un derecho y no una obligación, como tal se ejerce o no, libremente. Tanto respeto merece el que lo ejerce como el que no…pero las cosas están cambiando en Lucena…y para mejor !merece la pena¡