• Lunes, 29 de Mayo de 2017

RUEDA DE PRENSA DE TRES MIEMBROS DEL GRUPO MUNICIPAL DEL PARTIDO POPULAR

El PP tacha de "deleznable" la comparecencia de Teresa Alonso sobre el Servicio de Ayuda a Domicilio y le exige "más humildad"

El equipo de gobierno del PSOE, para los populares, “está agostado después de casi dos años” y “la desidia constante preside todas las decisiones”

Francis Aguilar, Paco Huertas y Charo Valverde.
Francis Aguilar, Paco Huertas y Charo Valverde.

El “bochornoso espectáculo” –así lo define el Partido Popular- presenciado en la última sesión plenaria de la Corporación confluyó en una excesiva dilatación de la convocatoria hasta el punto de resultar imposible completar el punto del orden del día relativo a los ruegos y preguntas. Por tal motivo,  el grupo municipal del PP no dispuso de la oportunidad de responder a “la lamentable y deleznable” comparecencia que ofreció la delegada de Servicios Sociales, Teresa Alonso, “en la que lejos de reconocer sus errores”, se mostró, indicaba Paco Huertas, portavoz de los populares, “arrogante”  y atribuyendo “la culpa” de la controversia y dificultades surgidas en la adjudicación del contrato anteriormente mencionado a los grupos de la oposición. Desde el PP le exigen “más humildad en su trabajo diario y que reconozca públicamente cuando se equivoque y tenga negligencia” en determinadas cuestiones.

En su exposición, Francis Aguilar, edil del PP, relataba que su formación advirtió “de las distintas irregularidades detectadas en la tramitación del expediente de Ayuda a Domicilio”, cuyo importe total podría ascender a los nueve millones de euros, convirtiéndose así en el de mayor cuantía del Consistorio. “Estas irregularidades fueron comunicadas al equipo de gobierno y a los técnicos para crear la transparencia que debe haber en este y los demás contratos”, puntualizó.

Así, “tras varias propuestas de adjudicación mal efectuadas por el equipo de gobierno” puesto que “no se convocaron las mesas de contratación, que son las que deben proponer la adjudicación, lo iban llevando a las mesas de comisión de Hacienda”. Francis Aguilar acusó a Alonso de manifestarse “con una soberbia desmedida” y, por ejemplo, replicaba a la política socialista señalando que, efectivamente, “los informes no se los aportamos a ella, sino a los técnicos”. Asimismo, solicitó a la responsable de Servicios Sociales que pormenorice “las medias verdades y las mentiras” que, según su perspectiva, ha aireado el Partido Popular.

El Partido Popular se ratificaba en trasladar un “profundo malestar por la situación generada por la concejala Alonso y el equipo de gobierno”, al tiempo que añaden que las anomalías del PSOE “han puesto en peligro el desarrollo del servicio prestado y a los 170 trabajadores que lo realizan”. Del mismo modo, dirigen sus críticas al alcalde, Juan Pérez, al que reclaman “que dé la cara, que no se escoda más detrás de su concejala, quien sale a dar una rueda de prensa insultando y llamando mentirosos a todos los miembros de la oposición”.

Más adelante, Francis Aguilar requería de Alonso “la misma celeridad en supervisar el contrato que en convocar ruedas de prensa insidiosas, como hizo el mismo día en que nosotros ofrecimos una por la mañana, la convocó ella a las cinco de la tarde, dejando solos a sus compañeros en la comisión de Bienestar Social, llegando 40 minutos tarde”.

El equipo de gobierno del PSOE, para los populares, “está agostado después de casi dos años” y “la desidia constante preside todas las decisiones”. El PP insiste en que “en todas las comisiones hay expedientes que no se terminan o que se retiran porque no vienen bien informados” y reforzaron sus críticas al PSOE agregando que “un grupo de la oposición –en alusión implícita a IU- también lo expuso la semana pasada. Por todo ello, Aguilar pidió al alcalde “que asuma responsabilidades por lo ocurrido y una disculpa pública, no solo al PP, sino a todos los ciudadanos de Lucena que pueden sentirse engañados”.

Seguidamente, Charo Valverde precisó que desde el PP no se ha dicho que el Ayuntamiento sea “chapucero” sino que esta calificación se la atribuyen al equipo de gobierno. “A la señora Alonso le ha sentado muy mal encontrar en el PP una oposición trabajadora que fiscaliza y sigue a pies juntillas las negociaciones y las contrataciones”, indicó.  Para terminar, inquiría al equipo de gobierno sobre las razones de haber desestimado la adjudicación a Ineprodes. “Si solo hemos jugado y hemos puesto en cuestión,  por qué ellos han participado de ese juego, quizá llevábamos razón en jugar a ser técnicos”.

Ante preguntas de los medios de comunicación, Francis Aguilar, desvelaba que el alcalde en una comisión de Hacienda reconoció que este concejal del PP presentó en dicha reunión el documento que certificaba que la acreditación indispensable para asumir el servicio de ayuda a domicilio “estaba cumplida”. Y, asimismo, subrayaba que “si no llega a ser por la labor del PP en distintas comisiones de Hacienda, en enero este contrato estaba adjudicado sin las cuentas presentadas, sin relación detallada de las mejoras con precio unitario y con la acreditación caducada”.

En relación a lo sucedido en la sesión plenaria del pasado martes, Paco Huertas lanzó distintas cuestiones a responder por el alcalde acerca del encargado de marcar los tiempos de intervención de los portavoces y compañeros concejales y sobre quién dirige los plenos. “Señalamos como único responsable al alcalde porque permite que un único concejal, no adscrito –refiriéndose a Vicente Dalda- y, por tanto, concejal que no ostenta representación alguna, no representa a ningún ciudadano,  disfrute de intervenciones interminables con el único afán de tomar protagonismo, ante la permisividad y pasividad del alcalde”. Así, exhortó a Pérez a que aplique en los plenos la Ley de Bases del Régimen Local y el Reglamento de Organización y Funcionamiento de las Entidades Locales” a fin de que discurran “con la mínima normalidad democrática exigible” porque, en ningún caso, “vamos a permitir lo que lleva sucediendo ya en diferentes plenos”.