EMPLEO

El PP denuncia el "despido injusto" de cuatro trabajadores contratados por los planes "Emplea Joven" y "Emplea30+"

Los populares han acusado al equipo de gobierno de intentar dar ejemplo al resto de empleados con estos casos , algo que –según Moreno– "no había ocurrido nunca" y que constituye una actuación "bochornosa y denigrante".

Paco Huertas y Araceli Moreno, en rueda de prensa
Paco Huertas y Araceli Moreno, en rueda de prensa

El PP ha denunciado hoy la arbitrariedad que a juicio de esta formación política ha supuesto el despido de cuatro personas contratadas a través de los planes Emplea Joven y Emplea30+.

Según ha expuesto el PP, se trata de un jardinero, dos peones de jardinería y un oficial de electricidad, que fueron despedidos bajo el argumento de que "no realizaban las labores asignadas por el tutor" apenas una semana después de su contratación y sin completar el periodo de prueba.

Según ha expuesto el portavoz del PP, Paco Huertas, los despidos fueron realizados por el equipo de gobierno "con una serie de irregularidades y de forma injustificada".

En este sentido, la edil popular Araceli Moreno manifestó que, pese a que los despidos se realizaron en el marco legal del contrato, no se han hecho "con cordura" y se trata de "despidos injustos", toda vez que este tipo de contratos tienen un carácter formativo, que deben desempeñarse en presencia de un tutor, y que en algunos casos los trabajadores ni siquiera tenían experiencia previa en el desempeño de dichos puestos, por lo que deberían haber sido tratados "con más paciencia" en lugar de ser despedidos "en una semana, de forma verbal, sin ninguna explicación de los motivos de rescisión de sus contratos y sin ni siquiera completar el periodo de prueba".

Moreno ha indicado que el concejal de Obras, José Cantizani, firmó el informe negativo del Jefe de Mantenimiento, tutor de los cuatro trabajadores, en el que se indicaba que los empleados "no cumplían las órdenes", opinión que difiere notablemente con la ofrecida por los trabajadores, y que el propio edil socialista "se negó a dar marcha atrás en este procedimiento indicando que no le parecía conveniente".

Asimismo, Moreno ha reseñado que los fallos con estos contratos ya comenzaron con el envío de propuestas desde el SAE, dado que el oficial de electricidad propuesto desde este organismo ni siquiera contaba con los requisitos exigibles y el equipo de gobierno tampoco lo constató.

Los populares han acusado al equipo de gobierno de intentar dar ejemplo al resto de empleados con estos casos , algo que –según Moreno– "no había ocurrido nunca" y que constituye una actuación "bochornosa y denigrante".

Una vez recibida respuesta denegatoria a su petición de readmisión por parte del ayuntamiento, dos de los trabajadores afectados han formulado reclamación judicial por estos hechos, mientras que los cuatro puestos afectados por estos despidos han sido cubiertos con otros candidatos.