SESIÓN PLENARÍA

Vicente Dalda acusa al equipo de Gobierno de negarle su derecho a réplica

El próximo martes se llevará a pleno una propuesta que regula nuevamente la intervención en el turno de ruegos y preguntas en las sesiones plenarias

Vicente Dalda esta mañana en rueda de prensa.
Vicente Dalda esta mañana en rueda de prensa.

El pasado 25 de abril, a petición del Partido Popular, se consiguió cambiar la normativa que regula las intervenciones de los grupos municipales y concejales no adscritos en el punto de Ruegos y Preguntas. La propuesta recogía un cambio en el turno de intervención que ahora será de mayor a menor número de representación, al contrario de lo que se estaba haciendo hasta el momento. Además, se aclaró, que cada grupo político dispondría de un total de 10 minutos para su intervención en este punto, teniendo el concejal no adscrito 5 minutos.

Vicente Dalda informaba que debido a esta nueva propuesta, que fue aprobada en el pasado pleno por catorce votos a favor, su postura ante la preparación de los plenos había sido la de presentar preguntas previamente por escrito y se sumaba para ampliar o matizar preguntas que otros grupos políticos realizaban y que él consideraba importantes para los vecinos de Lucena. “Esto, señalaba el concejal, me daba pie, hasta ahora, a poder replicar la respuesta que daba el equipo de Gobierno” y destacaba que “no contentos con esto, vuelven con otra vuelta de tuerca en su intento por acallar la voz de este concejal”.

A lo que se refiere Vicente Dalda es que el equipo de Gobierno llevará al próximo pleno una propuesta que regula nuevamente la intervención en el turno de ruegos y preguntas en las sesiones plenarias donde se propone adoptar “un acuerdo por el cual si un concejal formula ruegos o preguntas, en el mismo sentido o similar a las emitidas previamente por otro miembro de la Corporación municipal, no podrá ejercer para estas turno alguno de réplica al respecto”.

En definitiva, una “falta de talante democrático” en opinión de Vicente Dalda frente a un “PP y PSOE a los que les molesta tremendamente que haya una voz crítica en este ayuntamiento”.

 

Glorieta de la intersección de la Calle Corazón de Jesús y la Ronda el Valle

Vicente Dalda aprovechó su comparecencia de prensa para tratar otro tema de actualidad referente a las propuestas planteadas para el próximo pleno. La propuesta que el Partido Popular ya llevó al anterior pleno, y que no fue aceptada como urgencia, en la que se propone emplear el dinero que el Ayuntamiento de Lucena había recibido de la Junta de Andalucía, por el pago de la expropiación de los terrenos ocupados por las obras de construcción de la A-340 Luncena – Cabra y su intersección con la A-45, para una actuación que los populares entienden como prioritaria; la construcción de una rotonda en la intersección de la Calle Corazón de Jesús y la Ronda el Valle. Un cruce con especial peligrosidad donde se han producido varios accidentes de gravedad.

El Partido Popular vuelve a reiterar su propuesta para la siguiente sesión plenaria. Una propuesta que Vicente Dalda califica de “oportunista” ya que “solo les dice a la gente lo que quieren oír”. Sobre la misma, el concejal reflexionaba y aclaraba que “es políticamente incorrecto decir que estoy en contra de construir una glorieta para solucionar un problema, pero me gustaría que los técnicos me explicasen que soluciones les podemos dar a ese punto de la ciudad y elegir así la más pertinente para conseguir dos objetivos: evitar accidentes de tráfico y facilitar el paso de los peatones”.

El concejal no adscrito señalaba que parece que “estamos construyendo una ciudad a golpe de ocurrencia” en vez de fijarnos en la necesidad primordial de la ciudad: “la búsqueda de actividad económica, industrial y turística que cree puestos de trabajo”. La acción municipal, según Dalda, debería ir dirigida a crear puestos de trabajo y actividad económica. Un objetivo que a opinión del concejal se debe hacer bajando los impuestos, para que los vecinos tengan ingresos que invertir en actividades locales, una gestión eficaz del ayuntamiento y salir fuera a vender Lucena como un punto empresarial e industrial.