AYER RECIBIÓ EL ESCRITO CON LA RESOLUCIÓN DE ALCALDÍA

Vicente Dalda pasa a ser "concejal no adscrito" y acusa al alcalde de intentar "echarle" del Ayuntamiento, decisión que llevará a los tribunales

Dalda ha señalado hoy que el alcalde le comunica que no dispondrá de oficina, ordenador o teléfono en el consistorio lucentino, pierde su actual asesora y la asignación económica que recibía su grupo municipal y dejará de participar en la Junta Local de Portavoces, aunque "voy a seguir haciendo mi trabajo mejor que nunca".

Vicente Dalda
Vicente Dalda

Vicente Dalda es desde ayer "concejal no adscrito" del Ayuntamiento de Lucena. Según ha explicado en rueda de prensa el propio edil –hasta ahora portavoz de Andalucía entre todos Lucena (AETL), formación en la que causó baja voluntaria como militante hace unos meses– fue ayer cuando recibió la notificación de alcaldía indicándole la determinación del regidor lucentino a la vista de la petición formulada por AETL.

Dalda ha señalado hoy que en su comunicación, el alcalde le indica que, en su nueva situación, no dispondrá de oficina, ordenador o teléfono en el consistorio lucentino, pierde su actual asesora y la asignación económica que recibía su grupo municipal y dejará de participar en la Junta Local de Portavoces.

No obstante, Dalda indicó que la decisión del alcalde no afecta a su posibilidad de tomar la palabra en los plenos, realizar ruegos y preguntas o asistir a las diferentes comisiones informativas, ni tampoco a la remuneración que percibe como concejal de la corporación municipal –cifrada por el propio edil lucentino en 1.750 euros, 350 por cada una de las cuatro comisiones informativas a la que pertenece y otros 350 por asistencia a plenos–.

Dalda ha dicho hoy que "acato la decisión del alcalde, aunque considero que ha ido mucho más allá de lo que marca la ley, no se han tenido en cuenta mis alegaciones, ni siquiera se han realizado comprobaciones de las mismas", por lo que anunció que llevara esta decisión "a los tribunales".

Además, el hasta ahora portavoz de AETL señaló que "me echan literalmente del Ayuntamiento, les molesta lo que digo, les molesta mi voz, pero no doblegarán mi voluntad ni callarán mi voz, y cumpliré mi compromiso con esta ciudad para acabar con este sistema clientelar establecido por el alcalde y para que todos los ciudadanos tengan los mismos derechos y obligaciones". "Voy a seguir haciendo mi trabajo mejor que nunca", concluyó Dalda, que asegura que no ha abandonado ningún grupo, ya que no se presentó a las elecciones bajo las siglas de AETL, sino como independiente".

 

REACCIÓN DE AETL

En relación a este tema, el partido “Andalucía, Entre Tod@s Lucena” ha emitido una nota de prensa en la que vuelven a requerir a Vicente Dalda "para que abandone su cargo y entregue el acta que recibió en nombre y representación de nuestro partido, para que, una vez sustituido por otro compañero o compañera que sí desee representarnos, nuestro Grupo Político Municipal pueda retomar las funciones que los ciudadanos de Lucena le encomendaron".