SE CONFIRMA QUE LOS CINCO INDIVIDUOS ENCONTRADOS SON VÍCTIMAS DE LA REPRESIÓN

El director de la excavación del cementerio califica como "tendenciosas" las críticas sobre la participación de estudiantes en prácticas o presencia de restos en superficie

Francisco Carrión, ha señalado que los restos óseos existentes en una zona no pertenecen a víctimas de la represión franquista, sino a un osario de fecha posterior que será cubierto y asegura que la participación de estudiantes de Grado o Master "es normal en todas las excavaciones, a nivel nacional e internacional y totalmente voluntaria"

Trabajos en uno de los cortes de la excavación
Trabajos en uno de los cortes de la excavación

La formación política 'Andalucía, Entre Tod@s' ha registrado un escrito ante la Dirección General de la Memoria Democrática de la Junta de Andalucía en el que advierte sobre la situación de las fosas que se están exhumando en el cementerio municipal Virgen de Araceli en el marco de la segunda campaña de investigación para localizar a víctimas de la represión franquista.

En el escrito registrado, la formación explica que el estado de las fosas excavadas "no es acorde con la Ley de Memoria Histórica ni con los parámetros objetivos que una exhumación ha de contemplar y respetar". Se refiere 'Andalucía, Entre Tod@s' a la existencia de abundantes restos óseos en superficie en una de las fosas, aparentemente no protegidos.

Además, apuntan, haciéndose eco de una información publicada ayer por el diario ABC Córdoba, que los trabajos de excavación se habrían realizado por estudiantes de la Universidad de Granada no remunerados "y no en el marco de un proceso amplio de exhumación, continuidad y realización de una investigación total", por lo que solicitan a la Dirección General de la Memoria Democrática de la Junta de Andalucía que "se aclaren estos extremos y se actúe con la debida celeridad en el cumplimiento de las obligaciones que conlleva la ley de Memoria Histórica".

 

EXPLICACIONES DE FRANCISCO CARRIÓN, DIRECTOR DE LA EXCAVACIÓN

En relación con este tema, el director de la excavación y profesor de Arqueología de la Universidad de Granada, Francisco Carrión, ha señalado a este periódico que los restos óseos a los que se refiere 'Andalucía, Entre Tod@s' no pertenecen a víctimas de la represión franquista, sino que se trata de un osario común de fecha posterior –aparecido durante uno de los sondeos de la excavación– al que habrían sido removidos hace unas décadas por el personal del cementerio, por lo que dicho corte volverá a cubrirse con tierra una vez que concluyan los trabajos y se presente la memoria, como es preceptivo en estos casos.

Respecto a la participación de estudiantes en la excavación, Carrión ha calificado las críticas aparecidas en prensa como "tendenciosas". Según el director del proyecto del cementerio de Lucena, "es normal en todas las excavaciones, a nivel nacional e internacional, la participación de estudiantes de grado o máster como parte de su formación, en algunos casos incluso pagando por su participación". Además, apunta Carrión que "la presencia en este tipo de trabajos de campo es totalmente voluntaria y no remunerada y se completa con actividades académicas –en el caso de Lucena con un seminario sobre arqueología forense impartido por las tardes– en el marco de "una formación docente continuada".

De otra parte, los participantes en la excavación –en turnos de 6 voluntarios especializados por semana– han contado con alojamiento gratuito y reciben una gratificación por su colaboración para hacer frente a posibles gastos de transporte o manutención una vez que se presenta la memoria a la Junta de Andalucía.

Por último, el director de la excavación manifestaba a este periódico que esta situación no es exclusiva de los estudiantes, sino de todo el equipo de investigación, "incluidos los profesores de la Universidad, arqueólogos, forenses o criminólogos participantes, empezando por el director, que realizan estos trabajos de forma altruista" y que la Dirección General de Memoria Democrática, dependiente de la Consejería de Presidencia, es conocedora del desarrollo de la excavación, emitiéndose cada dos semanas un informe sobre la marcha de las mismas.

 

FIN DE LA EXCAVACIÓN

Respecto a la investigación, Francisco Carrión indicaba que "ya se ha excavado el 98% de la superficie" en la que se pensaba que podrían encontrarse los restos del centenar de víctimas de la represión franquista que podrían haber sido asesinadas en el camposanto lucentino, por lo que, presumiblemente y salvo nuevos datos, la intervención se dará por concluida.

Según adelantó el profesor de la Universidad de Granada, será en torno al día 25 cuando se presente a los familiares y a la prensa el resultado de esta segunda actuación, aunque adelantó que se ha podido constatar que los cinco individuos aparecidos en una de las fosas, todos ellos varones,  corresponden a víctimas de la represión.

Respecto al resto de las víctimas, el profesor Carrión indicó que "podrían haber sido removidas con posterioridad o trasladadas a un osario, aunque la práctica más habitual en estos casos era que fuesen enterradas en otras localidades cercanas para eliminar evidencias". Así, el director de la excavación adelantaba que al menos dos de los individuos hallados en una fosa excavada en Monturque serían de Lucena.