• Domingo, 04 de Diciembre de 2016

CARTAS Y FOLLETOS REMITIDOS POR LA PLATAFORMA HAZTEOÍR

La asociación pro-LGBTI 'Arco Iris Córdoba' denuncia la campaña "homofóbica' de una "organización ultracatólica" dirigida a centros educativos como el IES Miguel de Cervantes

Marcos Serrano, profesor del IES Miguel de Cervantes, ha comentado la importancia de educar en el respeto a la diversidad sexual y asegura que todas las acciones que se llevan a cabo en los centros educativos sobre estas temáticas tienen como objetivo "evitar las agresiones físicas y verbales que se siguen dando" y facilitar que los alumnos LGBTI puedan vivir su vida "con la misma libertad que el resto”.

Alumnos y profesores del IES Miguel de Cervantes rechazan la homofobia en la Semana de la Tolerancia. Archivo LucenaHoy
Alumnos y profesores del IES Miguel de Cervantes rechazan la homofobia en la Semana de la Tolerancia. Archivo LucenaHoy

Arco Iris Córdoba, asociación provincial pro-LGBTI, considera "constitutiva de delito" la campaña de folletos que, bajo el título “Las leyes de adoctrinamiento sexual” y con la firma de la "organización ultracatólica" HazteOír, han comenzado a recibir distintos centros educativos de la provincia de Córdoba, entre los que figura en nuestra ciudad, al menos, el IES Miguel de Cervantes de Lucena.

Para Arco Iris esta campaña “pretende boicotear las actividades que las organizaciones LGBTI y el propio profesorado llevamos a cabo para fomentar el respeto a la diversidad sexual y de géneros”, comenta Gonzalo Serrano, presidente de Arco Iris a nivel andaluz.

Ante este "ataque" de HazteOír, los sindicatos USTEA, UGT y CCOO han mostrado a nivel andaluz su apoyo a la labor que realiza la Federación Arco Iris en el ámbito educativo y proponen al profesorado que responda a esta campaña discriminatoria con la utilización masiva de recursos educativos contra la LGBTIfobia.

Desde el IES Miguel de Cervantes de Lucena, Marcos Serrano, que trabaja en el centro como profesor y colabora como formador sobre diversidad con la Delegación Territorial de Educación, ha comentado la importancia de educar en el respeto a la diversidad sexual: “Todavía hay mucho acoso en los centros y los niños y las niñas se sienten muy cohibidos para expresarse con naturalidad. Por ello todas las acciones que se llevan a cabo sobre estas temáticas tienen como objetivo evitar las agresiones físicas y verbales que se siguen dando y facilitar que las personas LGBTI puedan vivir su vida en la etapa educativa con la misma libertad y dignidad que el resto de personas”.

Arco Iris Córdoba ha puesto la existencia de esta campaña en conocimiento de la fiscalía. Su presidente, Paco Segura, ha inidicado que “el artículo 510 del Código Penal condena a penas de prisión a quienes promuevan el odio o la discriminación hacia un grupo por motivo de su orientación o identidad sexual, y creemos que este folleto y esta carta tienen como objetivo fomentar el odio y la discriminación hacia las personas LGBTI”.

El folleto en cuestión, remitido por la plataforma 'Hazte Oír' asegura que "las leyes que obligan a introducir la 'diversidad sexual' y promueven modelos de comportamiento lésbico, gay, bisexual, transexual, transgénero e intersexual en las aulas de los centros educativos constituyen una amenaza real para las libertades y los derechos fundamentales" y "no tienen el propósito de proteger a los menores, sino de imponerles un modelo ideológico controvertido que afecta a su desarrollo emocional".