JUNTA LOCAL DE SEGURIDAD

El ayuntamiento se personará como acusación particular contra los detenidos por robos en edificios públicos para interesar su ingreso en prisión

El Subdelegado del Gobierno reconoce y expresa 'su condena y preoucpación' por el repunte de los robos, 50 en los tres primeros meses del año y anuncia su confianza en la inminente detención de los autores de este "repunte"

Un momento de la Junta Local de Seguridad, celebrada hoy en el Ayuntamiento de Lucena
Un momento de la Junta Local de Seguridad, celebrada hoy en el Ayuntamiento de Lucena

El ayuntamiento se personará como acusación particular en los juicios que pudieran celebrarse contra los autores de robos en centros educativos o edificios municipales para solicitar la encarcelación preventiva de los detenidos. Se trata de una de las medidas adoptadas por la Junta Local de Seguridad que esta mañana han presidido el alcalde de la ciudad, Juan Pérez, y el subdelegado del Gobierno, Juan José Primo Jurado y en la que han tomado parte representantes de la policía local y de los distintos cuerpos y fuerzas de seguridad de Estado.

En la misma reunión se ha decidido igualmente un incremento de la vigilancia y la coordinación entre cuerpos policiales y un incremento de las medidas de seguridad pasiva en los centros educativos y edificios públicos, entre las que se incluyen la colocación de rejas en ventanas o el incremento de la altura de algunos muros para dificultar el acceso y la colocación de cámaras de vigilancia, medidas que en algunos casos se encuentran ya en contratación. Además, tanto el alcalde, Juan Pérez, como el Subdelegado del Gobierno han apelado a la colaboración ciudadana, para que se denuncie "cualquier ruido extraño" que se registre durante la noche y se ofrezca a los cuerpos de seguridad información que pueda conducir a la detención de los autores, sobre la que ambos se han mostrado optimistas. "Estamos en la buena dirección, se está consiguiendo mucha información y estamos plenamente convencidos de que en breve se logrará detener a los autores y detener este repunte de robos", ha señalado Primo Jurado, para quien esta situación es "coyuntural".

Ambas autoridades han mostrado su respeto a las decisiones judiciales, criticadas por muchos ciudadanos e incluso por miembros del equipo de gobierno, que han puesto en tela de juicio que los detenidos como presuntos autores de ocho de estos robos cometidos durante los meses de febrero y marzo fuesen puestos en libertad tras pasar a disposición judicial. "Es muy difícil que un detenido pueda pasar a prisión preventiva por un robo con fuerza si no hay daños personales" señalaba el propio Subdelegado del Gobierno, que añadía que "se necesitan muchos argumentos y pruebas" y mostraba su total respeto por la independencia judicial, palabras que refrendaba el alcalde, Juan Pérez.

El Subdelegado del Gobierno ha reconocido que en los tres primeros meses del año se ha producido un "repunte" del 15% en el número de infracciones penales, destacando el incremento del número de delitos contra el patrimonio, con un importante número de robos en coches y en centros educativos.

Frente a este dato "que nos preocupa", el Subdelegado ha querido contraponer otros de carácter más positivo, como el incremento del número de delitos esclarecidos, que ha pasado del 34 al 44,6%, o la detención de 93 personas, un 25% más que el año pasado en el mismo periodo.

Asimismo, se ha producido un espectacular descenso del número de robos en el campo durante la campaña de recolección de la aceituna, cifrada en un 54% menos de robos.

Jurado ha reconocido que la Comisaría de Policía Nacional cuenta en estos momentos con unos 25 efectivos menos de lo que sería razonable y ha recordado que el Gobierno espera que se produzcan nuevas incorporaciones, aunque no ha concretado fechas.