PLAGA DE VERANO

Cansados de las cucarachas: Los vecinos de la zona oeste de la ciudad hablan de 'plaga' de estos desagradables insectos

El ayuntamiento dispone de un servicio de atención telefónica –957 51 05 39– para denunciar puntos de concentración en la vía pública de cucarachas o cualquier otra plaga. Los avisos se derivan a la empresa contratada para el control de plagas, que actúa en dichos puntos.

Cucarachas en una arqueta de una empresa de telefonía en la calle Río Genil, de Lucena
Cucarachas en una arqueta de una empresa de telefonía en la calle Río Genil, de Lucena

Pocos insectos producen más asco que las cucarachas y pocos, si salvamos al mosquito, se asocian más fácilmente a la transmisión de enfermedades. Pues bien, muchos vecinos de Lucena, sobre todo de la zona oeste de la ciudad, se han tenido que acostumbrar este verano a convivir con estos molestos insectos. En zonas como la calle Baena, Ejido Plaza de Toros o Río Genil las cucarachas se han convertido en los últimos meses en una plaga con la que el vecindario se ve obligado a luchar a diario.

"Aparecen en todas partes, no solo en las aceras, también en los portales de los edificios, en cocheras, sótanos, locales comerciales e incluso en viviendas, y no solo en planta baja" asegurá Jesús, un vecino de la calle Baena con el que ha hablado este periódico.

Según los vecinos, la plaga, lejos de remitir, va en aumento y ha sido comunicada al ayuntamiento de Lucena, aunque por el momento, aseguran, las medidas adoptadas no se están mostrando efectivas. "Vas andando por la calle y te las encuentras, entras en tu casa y aparecen en cualquier habituación, los vecinos estamos hartos y los insecticidas no sirven para eliminarlas, matas unas y aparecen otras", comenta Araceli, una vecina de la cercana Plaza Prudencio Uzar, donde se repite el problema.

 

PROTOCOLO MUNICIPAL

El concejal de Agricultura, Lucas Gómez, ha señalado a este periódico que el ayuntamiento dispone de un protocolo para estos casos. En el teléfono de esta delegación municipal –957 51 05 39– se recogen avisos de cualquier ciudadano que detecte puntos de acumulación de estos insectos, así como de ratas o cualquier otra plaga. La delegación pasa el aviso a la empresa Anticimex, con la que tiene contratado el servicio de control de plagas. Esta empresa se desplaza a Lucena dos veces por semana, los martes realiza tareas de prevención, y los viernes visita los puntos detectados para aplicar los tratamientos más adecuados mediante la aplicación de geles o pastillas. Así se hizo la pasada semana en la calle Baena, aunque los vecinos aseguran que, al menos por el momento, el remedio se ha mostrado ineficaz y las cucarachas siguen campando a sus anchas. Solo la pasada semana se recibieron 12 avisos en este teléfono de información.

Diferente es el problema en los domiclios. "En las casas no podemos actuar", señala Lucas Gómez, ya que el servicio contratado por el consistorio se circunscribe a la red de saneamiento y alcantarillado municipal.

Otro problema añadido viene dado por las redes subterráneas de cableado teléfonico, fibra óptica o electricidad. En estas zonas las cucarachas encuentran un cálido acomodo. Ayer, un vecino subía a un perfil de Facebook dos vídeos en los que puede observarse como bajo una arqueta de telefónica se acumulan decenas de estos molestos insectos. En estos casos el ayuntamiento tampoco puede actuar de forma directa y son las empresas suministradoras las únicas que pueden hacerlo. Desde la Delegación de Agricultura se ha informado a empresas como Telefónica de la obligación de aplicar tratamientos en estas redes. "En caso de que no lo hagan, sería el ayuntamiento quien lo hiciera de forma subsidiaria, derivando posteriormente el coste de la actuación a la empresas", señala Gómez. El problema radica en que estas redes son propiedad privada y los tratamientos o la manipulación de estas arquetas incluso pueden sufrir daños durante la aplicación de los mismos.

 

RAZONES CLIMATOLÓGICAS EXPLICAN LA PROLIFERACIÓN DE ESTOS INSECTOS

El problema no es exclusivo de este año y tampoco de Lucena. La comunidad autónoma andaluza se sitúa a la cabeza de este tipo de problemas con insectos, junto a Murcia y la valenciana. A pesar de que el problema es común a todo el país, estas comunidades autónomas superan la media nacional en más de un 10% y el procentaje de plagas aumenta cada año.

Sin menoscabo de otras causas, como un deficiente mantenimiento de las redes de saneamiento, todo apunta a que las razones hay que buscarlas en las condiciones climatológicas y el aumento de la temperatura global: las temperaturas constantes prácticamente durante todo el año, contribuyen a la proliferación de insectos como la cucarachas, que se enccuentran en su hábitat ideal.

Así, en poblaciones con temperaturas superiores a 20ºC existe una alta probabilidad de sufrir este tipo de plagas, ya que por encima de esta temperatura las cucarachas multiplican por dos su reproducción por cada 5ºC que suba el termómetro. Todo ello hace que los habituales picos de población de este desagradable insecto –entre mayo y julio– se estén ampliando en los últimos años.

En Lucena, y con el objetivo de controlar la posible proliferación de cucarachas y otros insectos con la llegada del calor, el Consistorio puso en marcha en el mes de mayo una actuación integral en la red de saneamiento consistente en la aplicación de geles de seguridad, respetuosos con el medio ambiente, directamente en los pozos del alcantarillado, aunque a juzgar por las quejas vecinales no han dado el resultado apetecido en algunas zonas de la ciudad.