Miércoles 18.07.2018

SUCESOS

Comienza en juicio contra una pareja rumana acusada de detención ilegal y violación de una menor

El fiscal pide por estos hechos, que tuvieron lugar en Lucena y Benamejí, 32 años de prisión para cada uno de los acusados.

Audiencia Provincial de Córdoba, que juzga estos hechos
Audiencia Provincial de Córdoba, que juzga estos hechos
Comienza en juicio contra una pareja rumana acusada de detención ilegal y violación de una menor

Este lunes ha comenzado en la la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba el juicio contra un hombre y una mujer de nacionalidad rumana acusados de un delito de detención ilegal y violación de una niña de 14 años la misma nacionalidad en Lucena, hechos por los que el fiscal pide 32 años de prisión para cada uno de los acusados.

Según consta en la calificación de la Fiscalía, los hechos ocurrieron el 9 de agosto de 2009, cuando los procesados –junto con su hijo menor de edad –al que le han abierto diligencias en el Juzgado de Menores– y otros cuatro familiares, todos de nacionalidad rumana– se desplazaron en dos vehículos a Ciudad Real, donde supuestamente secuestraron a la menor.

Así, privada de libertad, la trasladaron hasta Lucena, donde la obligaron a ducharse, acompañada de uno de los acusados. Posteriormente, fue trasladada a una habitación donde se encontraba el menor, que violó a la niña a pesar de que esta expresó de forma tajante que no quería mantener relaciones. Más tarde, la joven fue trasladada, en contra de su voluntad, hasta Benamejí, donde los procesados dispusieron todo lo necesario para que su hijo y la chica pudieran dormir juntos, aunque debido al temor que mostraba ella y los llantos, renunció a consumar la relación esa noche.

Al día siguiente, sobre las 11,00 horas, los procesados volvieron a exigir a la menor que se acostara con su hijo, bajo amenazas de hacer daño a su familia, de tal modo que, estando a solas, el menor la obligó de nuevo a tener relaciones sexuales en contra de su voluntad.

Sobre las 13,00 horas del día 10 de agosto de 2009, la menor fue liberada del domicilio de Benamejí por agentes de la Guardia Civil, quienes detuvieron a los dos presuntos implicados mayores de edad y al menor.

A juicio de la Fiscalía, los hechos narrados son constitutivos de delito de detención ilegal y dos delitos de violación, por los que los dos implicados mayores de edad son procesados como autores del primero de los delitos y cooperadores necesarios de los delitos de violación. Así, pide un total de 32 años y medio de prisión para cada uno de los procesados.

Los procesados han estado privados de libertad por esta causa desde el 10 de agosto de 2009 al 29 de enero del año 2010.