• Miércoles, 26 de Abril de 2017

DE NACIONALIDAD RUMANA

Detenidos tres miembros de una familia que captaban con engaños a menores para explotarles en la mendicidad y venta ambulante

La Policía también ha liberado a una de sus víctimas, una joven de 18 años, que, tras empezar una relación sentimental con uno de los detenidos en Rumania, fue traída a España para ser explotada, mediante amenazas y palizas

Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía
Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres miembros de una familia de origen rumano que presuntamente captaban a jóvenes de su misma nacionalidad, incluso menores de edad,  para traerlas a España y explotarlas en el ejercicio de la mendicidad y la venta ambulante en la vía pública. Los agentes han arrestado a un hombre y a sus padres, y han liberado a una joven rumana que fue engañada por los mismos siendo menor de edad y que al parecer estaba siendo explotada en Lucena.

La joven liberada, de 18 años de edad, relató a los agentes cómo al parecer fue engañada por el más joven de los detenidos, con el que creía mantener una relación sentimental cuando ambos eran aún menores de edad, viajando con toda la familia a nuestro país con la esperanza de empezar una nueva vida juntos.

Sin embargo, tan pronto se instalaron en Lucena, la víctima comprendió que todo habría sido una mentira y que el motivo por el que la habían traído desde su país era para ser explotada y lucrarse con su trabajo. Así, a pesar de ser menor de edad, la joven era obligada a ejercer la mendicidad y a trabajar en la venta ambulante de flores en la vía pública.

Los tres detenidos, con los que convivía, se encargaban presuntamente de controlarla durante las 24 horas del día, tanto en el domicilio, como en las calles en las que trabajaba o ejercía la mendicidad y si se negaba a hacerlo, recibía todo tipo de amenazas y palizas por parte de ellos. La investigación se ha saldado con la liberación de la joven y la detención de los tres integrantes del clan.

 

"Con la trata no hay trato: denúncialo"

Esta operación se enmarca dentro del Plan de la Policía Nacional contra la Trata de Seres Humanos con Fines de Explotación Sexual, puesto en marcha en 2013, y que dio lugar a la creación de la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos, adscrita a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional. Con la puesta en marcha de este plan, la Policía Nacional activó la línea telefónica 900 10 50 90 y el correo trata@policia.es para facilitar la colaboración ciudadana y la denuncia, anónima y confidencial, de este tipo de delitos.