Fallece el joven herido tras una deflagración en la planta de reciclaje de madera de la carretera de Cabra

Instalaciones donde se produjo el accidente, que el pasado año sufrieron dos incendios. Archivo LucenaHoy
Instalaciones donde se produjo el accidente, que el pasado año sufrieron dos incendios. Archivo LucenaHoy
 
Pablo Bermúdez Gutiérrez, el joven lucentino de 27 años de edad que ayer resultó herido de gravedad tras una explosión en la empresa de reciclado de la madera situada en el kilómetro 2,5 de la antigua carretera de Cabra, ha fallecido esta tarde como consecuencia de las heridas sufridas.
 
Fuentes familiares han indicado a este periódico el drama de la familia de este joven, que llevaba apenas un año casado y cuya esposa se encuentra embarazada y espera un hijo en los próximos meses
 
Desde el Hospital Universitario Virgen del Rocío, de Sevilla, al que fue derivado en helicóptero tras una primera evaluación en el hospital de Cabra, ya indicaron esta mañana a LucenaHoy que el joven presentaba quemaduras en un noventa por ciento de su cuerpo, estaba intubado y se encontraba ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos de la Unidad de Rehabilitación y Trauma, en estado crítico, sin que los esfuerzos del personal sanitario hubiese logrado estabilizarlo para su paso a la unidad de quemados desde su ingreso en la noche de ayer.
 
El joven resultó herido tras la explosión que se produjo en torno a las siete de la tarde de ayer en la empresa en la que trabajaba. Según fuentes del servicio de emergencias sanitarias del 112 Andalucía, el accidente se produjo cuando el empleado estaba trabajando con viruta de madera y el polvo de serrín en suspensión entró en contacto con alguna sustancia inflamable, produciendo una deflagración que le afectó de lleno. Fuentes cercanas a la investigación han indicado a este medio que el polvo de serrín en una materia fácilmente inflamable. Millones de partículas minúsculas de madera (serrín) pueden formar nube, que en contacto con una fuente de ignición efectiva y en unas condiciones de concentración especificas, puede producir una explosión de manera instantánea, liberando una gran cantidad de energía y por lo tanto de presión, originando una explosión. 
 
Además, la explosión provocó un incendio posterior para cuya extinción se desplazaron al lugar de los hechos unidades de cinco parques comarcales de Bomberos que en ese momento concluían los trabajos en el incendio de la carretera de Rute, aunque finalmente fueron dos los vehículos que se encargaron de refrescar la zona afectada, quedando el fuego sofocado en torno a las 21:00 horas. 
 
Junto a los bomberos, hasta el lugar se trasladaron efectivos de la policía nacional y local, Guardia Civil, y técnicos de la Inspección de Trabajo, ya que el suceso ha sido calificado como accidente laboral.
 
Se da la circunstancia de que hace un año se produjeron en esta misma planta dos incendios consecutivos en dos días. 
 
LOS SINDICATOS PIDEN INVESTIGACIÓN
Esta mañana, cuando aún no se conocía el fatal desenlace de este accidente, los sindicatos CCOO y UGT han pedido una investigación aclaratoria por la Inspección de Trabajo sobre las causas del mismo.
 
Desde CCOO lamentaban el accidente, al tiempo que reclamaban a la Inspección de Trabajo que "se aclare si tenía la formación adecuada, si contaba con los medios de prevención y en definitiva si se respetaban las medidas de prevención de riesgos laborales, que es responsabilidad de la empresa", apuntaron a Europa Press fuentes del sindicato.
 
Mientras, desde UGT lamentaban igualmente el suceso y exigían que se aclaren las circunstancias en la investigación sobre este tipo de accidentes, que "suelen ocurrir en azucareras, fábricas de madera, incluso algunas empresas de metal", debido al "polvo en suspensión", aunque por el momento no han trascendido las circunstancias. En cualquier caso, subrayaban que "hay que ser muy contundentes en los accidentes laborales" a la hora de investigar, puesto que "los accidentes se producen por causas cuantificables, como la formación, la información o los medios" de los que se dispone, además de "las medidas de seguridad", que son "fundamentales".
 
Paralelamente a la investigación de Trabajo, es la Guardia Civil la encargada de tramitar el expediente.