• Lunes, 27 de Marzo de 2017

PROGRAMA DE PROTECCIÓN A SOLICITANTES DE ASILO

Un grupo de 11 refugiados reside en Lucena desde noviembre tutelados por Lucena Acoge

Los refugiados acogidos en Lucena son hombres de entre 18 y 40 años y proceden de países como Siria, Guinea, Camerún, Marruecos y Sierra Leona. Lucena Acoge ha promovido un concierto benéfico para este próximo lunes 2 de enero cuya recaudación se empleará en el mantenimiento del programa de atención a refugiados.

Jornada de convivencia de Lucena Acoge, colectivo local que lleva años trabajando por la acogida e integración de población inmigrante en nuestra ciudad. (Archivo LucenaHoy)
Jornada de convivencia de Lucena Acoge, colectivo local que lleva años trabajando por la acogida e integración de población inmigrante en nuestra ciudad. (Archivo LucenaHoy)

El dispositivo implementado por Lucena Acoge desde este verano para recibir a un máximo de 12 solicitantes de asilo ha cristalizado en la llegada progresiva a la localidad, a lo largo del pasado mes de noviembre, de 11 refugiados –todos ellos hombres- procedentes de diferentes puntos de África y Oriente Próximo.

La federación estatal Red Acoge, que trabaja en coordinación con el Ministerio de Interior, acreditó hace unos meses a su delegación lucentina como entidad facultada para amparar a personas que tratan de escapar de los conflictos armados y de la persecución por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a grupos sociales u opiniones políticas en sus lugares de origen.

Por consiguiente, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, a través de la Secretaría General de Inmigración y Emigración, incluyó a Lucena Acoge en su proyecto de acogida temporal de personas solicitantes de protección internacional y le concedió una subvención vinculada al alquiler de una vivienda. La asociación humanitaria local arrendó un piso adecuado a los requerimientos preestablecidos y, actualmente, conviven en dicho inmueble cuatro sirios, otros tantos guineanos, un camerunés, un marroquí y un sierraleonés, con edades comprendidas entre los 18 y los 40 años, y que no se conocían previamente. La mayoría de estos varones son solteros, pero otros sí conservan lazos de parentesco en los países que debieron abandonar por diversas causas.

En la primera fase del programa, un equipo multidisciplinar de Lucena Acoge efectúa un seguimiento permanente de sus tutelados. Distintos profesionales se encargan de impartir clases de español, ofrecer un servicio de traducción, realizar acompañamientos y visitas a la casa, asesorarles en la búsqueda de empleos a quienes su situación legal se lo permita, organizar talleres formativos, prestar asistencia jurídica y establecer reconocimientos médicos periódicos. A esta primera etapa, fijada en seis meses, prorrogable a nueve en el caso de personas especialmente vulnerables, le suceden otras dos, también limitadas a medio año, en las que, paulatinamente, se les otorga mayor autonomía, reduciendo el grado de las ayudas, aspirando a lograr su total inserción en la sociedad. Mediante un pacto en el marco de la Unión Europea, España se comprometió a recibir a 17.737 refugiados. Hasta la fecha, y contabilizados los 198 que aterrizaron en Barajas este miércoles -de los cuales una decena han sido destinados a la provincia de Córdoba-, la cifra alcanza los 898 reubicados o reasentados, un 5% del total.

Lucena Acoge ha promovido un concierto benéfico para este próximo lunes 2 de enero cuya recaudación se empleará en el mantenimiento del programa de atención a refugiados. El pianista italiano Paolo Corzani protagonizará este espectáculo musical en el Círculo Lucentino, a partir de las 12:00 horas. El donativo base estipulado es de tres euros y trabajadores y voluntarios de la oenegé recogerán las aportaciones.