FIESTAS ARACELITANAS

El atropello de dos menores el primer día de fiestas, principal incidencia de una feria "tranquila" desde el punto de vista de la seguridad ciudadana

El concejal de Seguridad Ciudadana, Fran Adame, ha hecho un positivo balance del funcionamiento del Plan de Seguridad diseñado con motivo de las fiestas.

Una de las imágenes que han circulado por redes sociales del atropello en la feria
Una de las imágenes que han circulado por redes sociales del atropello en la feria

El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Lucena, Francisco Jesús Adame, ha hecho un positivo balance del plan de seguridad puesto en marcha desde el ayuntamiento de Lucena con motivo de las pasadas Fiestas Aracelitanas. Según Adame, han sido unas fiestas "tranquilas", en las que no ha habido que lamentar grandes incidencias más allá de lo habitual en unas jornadas festivas y caracterizadas por la masiva presencia de gente en las calles y en el recinto ferial y las derivadas de la entrada en funcionamiento del nuevo espacio reservado para la feria, con algunos aspectos a mejorar de cara a la próxima cita festival, la Feria Real del Valle.

Entre las incidencias registradas, el atropello de dos menores en los accesos al nuevo recinto en la tarde del primer día de fiestas fue lo más destacado. En el accidente se vió envuelto un turismo, que atropelló a las dos menores de 13 años de edad cuando estas atravesaban la calle. Una de de ellas fue alcanzada de lleno y golpeó la luna delantera del vehículo, siendo necesario su traslado por una ambulancia del 061 al Hospital Comarcal Infanta Margarita, donde quedó ingresada, apreciándosele la fractura de una costilla y diversas contusiones. Quedo en observación, aunque fue dada de alta durante el fin de semana. La segunda menor también fue arrollada y cayó al suelo, sufirendo un esguince y distintas magulladuras, según han informado a este medio fuentes familiares.

 

UNA VEINTENA DE ACTUACIONES DE CRUZ ROJA

Además de este incidente, los voluntarios de la Asamblea Local de Cruz Roja realizaron durante los cuatro días de feria una veintena de actuaciones, número significativamente inferior al de otros años, dato que fuentes de la asamblea achacan a la mayor distancia del puesto al nuevo emplazamiento de la feria.

Entre las incidencias cabe destacar las cuatro personas atendidas en la Plaza Nueva tras los fuegos artificales del día de la Virgen, una de ellas tras sufrir un síncope y las restantes por lipotimias o mareos, lo que hizo necesario que una ambulancia del centro de salud se sumará a las dos del dispositivo de Cruz roja, emplazadas en El coso y la calle Las Torres.

Además, varias personas debieron ser trasladadas al centro de salud desde el recinto ferial tras sufrir caídas y en un caso por un fuerte dolor toraxico y otras tres personas recibieron cuidados por intoxicación etílica.

El puesto de Cruz Roja en el Recinto Ferial ha estado abierto todos los días de feria entre las 21:00 y las 4:00 horas de la madrugada, contando con 8 voluntarios por turno, que fueron 11 durante la noche del Día de la Virgen, al reforzarse el turno habitual. Desde Cruz roja se indica la necesidad de cara a futuras citas de contar con algún tipo de personal facultativo en el puesto para un mejor desarrollo de su labor de atención a los usuarios.