• Miércoles, 26 de Abril de 2017

UN NUEVO PROYECTO ENFOCADO EN LA PROMOCIÓN DE LA IGUALDAD DE TRATO

Policía Local colabora con la Asociación Lucena Acoge en un proyecto contra la discriminación racista

Todo esto está encaminado a detectar aquellas situaciones de discriminación a personas por ser extranjeras o, en el caso de la Policía Local, intentar detectar y mediar en casos donde se produzcan delitos de odio

Francisco Adame, Francisco Ortiz, María José Gómez y Javier Morales durante la reunión
Francisco Adame, Francisco Ortiz, María José Gómez y Javier Morales durante la reunión

La Jefatura de la Policía Local en Lucena ha acogido una reunión entre el concejal de Seguridad Ciudadana, Francisco Adame, el subinspector de la Policía Local en Lucena, Francisco Ortiz, y los representantes de la Asociación Lucena Acoge, María José Gómez y Javier Morales que buscan promover un nuevo proyecto enfocado en la promoción de la igualdad de trato y la no discriminación.

La reunión, en las dependencias de la Policía Local, ha sido la primera de toda la ronda de contactos que se ha previsto desde la asociación y que pasará también por entidades relacionadas con el ámbito de la salud, el ámbito judicial y también la Delegación de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Lucena. “Todo esto está encaminado a detectar aquellas situaciones de discriminación a personas por ser extranjeras o, en el caso de la Policía Local, intentar detectar y mediar en casos donde se produzcan delitos de odio”, según ha anunciado Adame, quien ha valorado las conclusiones del encuentro como “una excelente oportunidad para sensibilizar a la ciudadanía frente a las actitudes racistas”.

En base a los acuerdos alcanzados, la Policía Local se compromete a trasladar al colectivo Lucena Acoge las zonas del municipio donde se detecten actitudes racistas, como pintadas, para que posteriormente la asociación desarrolle en la zona campañas de sensibilización, incluso en los casos más graves de delito de odio, estudiará la tramitación de las denuncias pertinentes.

Por su parte, la trabajadora social de Lucena Acoge, María José Gómez, señalaba que lo que pretenden es buscar una coordinación con estas entidades cuyo principal objetivo sea “intentar detectar y mediar en estos casos para poder reparar el daño en la víctima”. Los casos de delito de odio son muy difíciles de detectar, aseguraba la trabajadora social, aunque desde la asociación se les asesora a nivel jurídico y burocrático, además del idioma que suele ser una barrera en muchas situaciones.