• Sábado, 10 de Diciembre de 2016

A BENEFICIO DE CÁRITAS

El COF reclama la solidaridad de los lucentinos en la Campaña de Navidad ante una situación de pobreza "cronificada y heredada"

En el cómputo global de Cáritas Lucena, organización que distribuirá los alimentos y gestionará el dinero acumulados en esta Campaña de Navidad, se han atendido a 3.000 personas en el presente año, aparte de los 50 usuarios del Comedor Social “Virgen de Araceli”

Carmen Cáliz, Juan Ángel Huertas, Pedro Arroyo y Antonio Hidalgo.
Carmen Cáliz, Juan Ángel Huertas, Pedro Arroyo y Antonio Hidalgo.

Uno de los últimos informes de Cáritas España manifiesta que “hay menos pobres, pero hay mayor pobreza”. Juan Ángel Huertas, subdirector del Centro de Orientación Familiar San Juan Pablo II, exponía, durante la presentación de la Campaña de Navidad promovida por esta institución católica, que “la larga crisis económica” está originado una escasez de los recursos básicos que “se intensifica en su rigor, se cronifica y hereda” y, ciñéndose a la localidad, señaló que “cientos de hermanos nuestros siguen sin encontrar empleo, azotando la crisis a los más desfavorecidos.

Tratando las penurias que afectan a los más vulnerables, el COF promueve su novena acción social que culminará el 15 de diciembre, a partir de las 19:00 horas, con el Telemaratón. Desde este jueves 1 de diciembre, se inicia el proceso para concienciar a los ciudadanos. Asimismo, se distribuirán “huchas solidarias” en comercios, tiendas de comestibles, centros oficiales, empresas y oficinas, a fin de recaudar dinero –cuya aportación es fundamental- para afrontar pagos de los recibos de la luz, el agua, alquileres y adquisición de bombonas de butano. Por otro lado, la peña Los aplazaos acudirán a los centros educativos y se encargarán de repartir octavillas y carteles informativos. De igual forma, alrededor de 200 voluntarios se personan en entidades bancarias, instituciones oficiales y polígonos industriales, solicitando la ayuda en esta causa.

En diciembre del 2015, se recaudaron 23.500 kilogramos de alimentos y 67.120 euros. Antonio Hidalgo, miembro de Cáritas de Santo Domingo, afirmaba que “aunque hay disminución de inmigrantes en los beneficiarios, porque el número de este colectivo ha descendido, los lucentinos han aumentado en un porcentaje pequeño”.

En el cómputo global de Cáritas Lucena, organización que distribuirá los alimentos y gestionará el dinero acumulados en esta Campaña de Navidad, se han atendido a 3.000 personas en el presente año, aparte de los 50 usuarios del Comedor Social “Virgen de Araceli”, servicio también encomendado a esta confederación eclesial. “Llevamos ocho años de crisis, las familias agotan los recursos y los ahorros, y en Lucena no se nota la creación de empleo por lo que la situación es bastante complicada y difícil”, agregaba Hidalgo.

Finalmente, Carmen Cáliz, representante de Cáritas de la Sagrada Familia, insistía en la relevancia de contribuir con dinero y entre los alimentos, destacaba, como prioritarios, leche, aceite, azúcar, pañales y potitos.