• Viernes, 26 de Mayo de 2017

LUCENA EN FERIA

FERIA DEL VALLE: La Sociedad Ecuestre Los Cabales gestiona el paseo de caballos y enganches y la feria de ganados

El paseo de enganches supone una oportunidad espléndida para observar a hermosos caballos, algunos de ellos agrupados en carruajes, y a jinetes y amazonas engalanados para la ocasión

Antonio del Pino, presidente de la Sociedad Ecuestre Los Cabales
Antonio del Pino, presidente de la Sociedad Ecuestre Los Cabales

La comarca de la Subbética censaba más de dos millares y medio de cabezas equinas mulares y asnales hacia la mitad de la primera década de este siglo. La mayoría de ellas se registraban en Lucena, donde actualmente persisten cinco picaderos profesionales, además de aficionados particulares que cuidan a los caballos en sus establos o fincas y prefieren los paseos en el campo a la exposición pública en ferias u otros acontecimientos. La depresión económica menguó el número de ejemplares inscritos y las ganaderías activas. 

En medio de este paisaje, la Sociedad Ecuestre Los Cabales, constituida en el año 2004, se impuso como fines primarios “la divulgación y el conocimiento” de la naturaleza caballar. Miguel Chacón Cuenca ostentó la presidencia desde la fundación. Antonio del Pino Ruiz, quien lo sustituyó cuatro años más tarde, sigue en el cargo actualmente y entiende que el acuerdo marco rubricado por la Delegación de Turismo Ayuntamiento y la entidad que dirige –denominado Lucena Ecuestre- conllevará “la realización de proyectos que parecían imposibles”.

Este programa, renovable anualmente, ha facilitado, por ejemplo, el desarrollo, desde el último enero, de la IV Marcha Ecuestre Ciudad de Lucena, dentro del esquema de la Feria del Campo Andaluz; la tercera edición del Concurso de Doma –vaquera, clásica y alta escuela- para Aficionados y Noveles; rutas tradicionales; el Concurso de Doma de Campo; o la noche flamenca en el picadero de Alfonso Porras Blanxart, a la que acudieron varias asociaciones ecuestres del entorno.

Una oportunidad espléndida para observar a hermosos caballos, algunos de ellos agrupados en carruajes, y a jinetes y amazonas engalanados con las típicas indumentarias sucede en la Feria Real Nuestra Señora del Valle. Los Cabales reconvirtió un acontecimiento anárquico en un recorrido ordenado, en el que concurren alrededor de 150 equinos. El trayecto, aproximadamente desde las dos a las ocho de la tarde, se convoca en cada uno de los días oficiales del festejo –del 8 al 11 de septiembre- y discurre tanto por el Real como por otras calles del casco urbano. Antonio del Pino solicita a los lucentinos “comprensión y permisividad con los caballos en la feria porque aportan alegría y colorido”.

En tiempos pretéritos, el desfile partía de las Bodegas Torres Burgos. Sin embargo, la Sociedad Ecuestre Los Cabales gestionará, en esta ocasión, una caseta ubicada, curiosamente, donde en el pasado se emplazaba la Feria del Ganado. Esta instalación, aparte de ofrecer convivencia y esparcimiento, focalizará el punto de salida y llegada del itinerario diario. 

Los premios  que reconocerán los atavíos y las estampas de caballos, jinetes, amazonas y grupas se entregarán en la tarde del domingo. Seguidamente –a las 19:00 horas-, igualmente en el Coso de los Donceles, comenzará el espectáculo ecuestre, con exhibición de caballistas lucentinos, carruajes de época “con mucho valor de antigüedad y estética”, un torneo medieval, garrocha a fuego y el poni dormilón para los más pequeños.

Simultáneamente, este colectivo formado por 62 miembros, se responsabiliza de la Feria del Ganado, establecida recientemente en la matinal del segundo sábado de septiembre. Ángel Sánchez Carrera, hace tres lustros, y, más tarde, Ventura Valcárcel Carreira emprendieron la recuperación de esta clásica muestra, germen de la Feria Real de Nuestra Señora del Valle. Posteriormente, y en el Paseo del Cascajal, Los Cabales asumió la organización –con una afluencia que aumenta progresivamente. La colaboración económica del Consistorio permite retribuir con cinco euros a aquellas personas que aporten la documentación completa del animal que presentan. Antonio del Pino señala que la “seriedad, la implicación en obras sociales, como la recogida de alimentos para Cáritas en el Concurso de Doma de Campo, la vinculación de las familias y la formalidad” son los caracteres que pretenden afianzar en Los Cabales, anuncia para octubre una marcha con carreras de cintas y la comida de hermandad para Navidad.