sábado 06.06.2020
Lucena Hoy

CORONAVIRUS

Uno de cada tres contagios por COVID-19 en el Área Sur de Córdoba ha afectado a personal sanitario

Los sindicatos denuncian que esta fuerte incidencia en este sector profesional se debe a la falta de protección.
Varios profesionales sanitarios se colocan equipos de protección para trabajar
Varios profesionales sanitarios se colocan equipos de protección para trabajar
Uno de cada tres contagios por COVID-19 en el Área Sur de Córdoba ha afectado a personal sanitario

El Área Sanitaria Sur de Córdoba es –tras los distritos metropolitanos de Málaga, Sevilla, Granada, Jaén y Córdoba– la que presenta un mayor impacto del coronavirus sobre los profesionales sanitarios y no sanitarios de los servicios de salud públicos, centros residenciales y ayuda a domicilio.

A día de hoy 182 profesionales de estas ramas se han contagiado en el sur de la provincia –varios de ellos en Lucena–. Son más de un 30% del total.

De ese total, 117 han sido sanitarios de hospitales y centros de salud. Así, 41 enfermeros y enfermeras, 21 auxiliares, 18 médicos y 6 celadores han contraido el COVID-19 desde el inicio de la pandemia en nuestra zona de referencia.

En cuanto a los servicios sociosanitarios, son 65 los contagiados, con 43 auxiliares y 4 enfermeros. El resto corresponden a otras profesiones vinculadas al sector.

DENUNCIAS SINDICALES

Sindicatos como UGT Córdoba han denunciado que un tercio del número total de contagios que se han registrado en la provincia de Córdoba en lo que va de pandemia son profesionales de estas categorías profesionales, expuestos ante los riegos biológicos del coronavirus "sin que la administración sanitaria tenga la capacidad de contenerlos por la falta de protección".

Según el informe diario de la Consejería de Salud y Familias son 508 los profesionales contagiados en el conjunto de la provincia, un tercio de los 1.696 positivos por COVID-19 en la provincia. Del total de profesionales contagiados 362 son de los servicios sanitarios públicos (SAS) y el resto de centros residenciales y de la Ayuda a Domicilio.

Para sindicatos como UGT los datos demuestran la ineficacia de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía para proteger a los que están en primera línea de la pandemia, de ahí que incluso haya interpuesto denuncias ante la Inspección de Trabajo y haya acudido a la Fiscalía por el uso de mascarillas defectuosas repartidas por los centros de trabajo. Según este sindicato los trabajadores siguen utilizando EPIs comprados por ellos mismos, porque lo que se les ofrece en sus centros de salud y hospitales es insuficiente.