Domingo 18.08.2019

Carta abierta de Juan de Dios García, ex-directivo del Basket Lucena

Carta abierta de Juan de Dios García, ex-directivo del Basket Lucena
.
Tras el artículo publicado en diferentes medios en el que se acusa al Club de impagos, me veo en la obligación de escribir la presente nota.

En primer lugar, me gustaría destacar la cobardía que supone el escudarse bajo iniciales, mientras a mí se me menciona el nombre completo.

En 2008, viví como un lucentino más la llegada de un proyecto de baloncesto muy ilusionante de manos de Fran Murcia. Desde el primer momento, ofrecí mi ayuda totalmente desinteresada para buscar patrocinadores para el club. A principios de 2011, Fran Murcia, debido a la cantidad de trabajo que tenía fuera de nuestra localidad, me pidió que me encargara del club y accedí a ello, aunque con la condición de que siguiera siendo presidente.

En distintas reuniones, solicité ayuda a diferentes padres y madres de jugadores del club, puesto que había mucho trabajo que hacer en el mismo y nadie se ofreció a colaborar.

Tras muchísimas horas de esfuerzo, búsqueda de patrocinadores, captación de jugadores, reuniones con monitores, con el Patronato Deportivo, con la Federación Andaluza… en definitiva, interminables tardes trabajando en el pabellón y muchas horas de carretera, los esfuerzos se vieron recompensados con la mejor temporada de un club de baloncesto lucentino: Subir el equipo Senior a Primera Nacional y conseguir ser Campeón Provincial con el equipo Junior.
Desde principios de la temporada pasada, meses después de rechazar mi petición de ayuda para el club, algunos monitores y padres decidieron boicotearlo, manteniendo reuniones paralelas. Tras estas reuniones, decidieron fundar un nuevo club, “Escuela de Baloncesto de Lucena”.

Montan una página web y cuelgan fotos para captar niños en colegios públicos de Lucena. Algún monitor faltaba a sus responsabilidades con el Club Basket Lucena, sin ir a entrenar a los niños, escudándose en que tenía que trabajar. Sin embargo, se encontraba buscando alumnos para su nuevo Club.

Al comprobar que no tienen los niños suficientes, instalaciones deportivas, subvención del Ayuntamiento, patrocinadores, ni pueden federar a ningún equipo, deciden pedir a la nueva Junta Directiva que les gustaría seguir en el Club Basket Lucena.

En diciembre del pasado año, se llegó a los siguientes acuerdos por unanimidad. Cada monitor es responsable de:
· Las equipaciones de competición de los niños teniendo la obligación de entregarlas al Club a final de temporada.
· Los pagos pendientes de los recibos de los niños.
· Devolver los balones que han utilizado durante la temporada.
La pequeña cantidad que queda pendiente de pago a algunos monitores, no ha llegado a hacerse efectiva debido al incumplimiento de sus obligaciones. Personalmente y por correo electrónico, les he transmitido la necesidad de entregar las equipaciones, pagos pendientes de los niños y balones, encontrándome excusas y negativas. En definitiva, no se trata de impagos, sino de incumplimiento de sus obligaciones.
Me gustaría recalcar que, de los autoproclamados siete entrenadores, cinco de ellos no son más que monitores sin el título requerido para entrenar a ciertos niveles de competición federada. Los dos entrenadores, M.A.L. y M.M.M., a los cuales llamé en cuanto conocí la citada noticia, me manifiestan que ninguno de los dos la ha suscrito. Incluso, uno de los entrenadores me manifiesta su malestar por aparecer en la foto del periódico “Lucena hoy” y se desentiende de las acusaciones realizadas en su nombre en dicho artículo. Me parece muy grave firmar un artículo en nombre de siete personas cuando al menos dos de ellas no están de acuerdo.

Además, con estos dos entrenadores, se llegó a un acuerdo. Ambos cobrarán en cuanto se consiga recibir un pago atrasado de un patrocinador, ya que demostraron una gran profesionalidad y honradez hacia el Club.

A continuación, me gustaría comentar las condiciones en las cuales se les cedió el actual Club a una nueva Junta Directiva el pasado 29 de junio en las siguientes condiciones:
· Cesión de todo el material deportivo nuevo a estrenar (más de 100 chandals, más de 250 camisetas, 50 balones, 20 mochilas, 25 petos, etc.)
· Cesión de todo el mobiliario de la oficina ya que el PDM nos la entregó sin mobiliario.
· Cesión de botiquines, impresora, scanner, página web.
· Certificados de Hacienda y Seguridad Social al corriente de pago.
· Y lo más importante hasta esa fecha que el club no tiene ninguna deuda.
Estas han sido las condiciones que han firmado la nueva Junta Directiva: cero deudas y cero ingresos, además de la cesión de todo el material arriba expresado de forma gratuita.

Comentar, por otra parte, que la subvención del Ayuntamiento se ha utilizado para pagar toda la temporada pasada. Dicha subvención requería una justificación del gasto en forma de facturas y justificantes, los cuales se entregaron al PDM dando el Consejo Rector el visto bueno el 10 de abril del presente año.
Por último, me gustaría destacar mi gran sorpresa al leer las falsedades citadas en el artículo redactado por varios monitores del Club (como he comentado anteriormente, al menos dos de ellos no lo suscriben) y me gustaría advertir, que si se vuelve a incurrir en falsedades y se atenta a mi honor, tomaré las medidas legales pertinentes.
.
Juan de Dios García
Ex-directivo del Club Basket Lucena

.

.